Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En el tercer trimestre de este año, 19 estados del País reportaron un mayor porcentaje de personas en pobreza laboral, es decir, que no pueden adquirir la canasta básica con los ingresos laborales de su hogar.
Según México ¿Cómo vamos? con información del Coneval, esto se debe en gran medida al alza en precios de alimentos.
Querétaro fue la entidad donde más creció la pobreza laboral al pasar de 34.6 por ciento a 41.5 por ciento de su población.
Le siguió Guerrero que pasó de 61.5 por ciento a 68.2 por ciento.
El promedio nacional de la pobreza laboral en México fue de 40.1 por ciento en dicho trimestre.
Chiapas tuvo un alza de 2.9 puntos porcentuales al llegar a 69.6 por ciento, lo que lo convirtió en el estado con el mayor porcentaje de pobreza laboral, seguido de Guerrero y Oaxaca con 68.2 y 62.5 por ciento, cada uno.
«La inflación general es de 8.14 por ciento a la primera quincena de noviembre, pero experimentamos una tasa de crecimiento muy importante en alimentos que va entre el 13 y el 15 por ciento. Los alimentos para empezar son difíciles de sustituir, a veces sustituyes carnes, de pollo con res, pero si las tres (carnes) presentan incrementos, es difícil sustituirlos.
«Al tener estos incrementos si los salarios no se ajustan al ritmo de la inflación es donde tenemos este incremento en la pobreza laboral», dijo Katia Guzmán, coordinadora de Datos de México, ¿Cómo Vamos?.
Los estados con menor pobreza laboral son Baja California Sur, Nuevo León, Coahuila, Chihuahua y Baja California.
Baja California Sur fue el estado que más redujo la pobreza laboral al pasar de 19 por ciento a 15.6 por ciento.

La ciudad de México también tuvo una baja, de 1.5 puntos porcentuales, al ubicarse en 35.6 por ciento.
De acuerdo con México, ¿Cómo Vamos?, la pobreza debe eliminarse porque genera un círculo vicioso en el que por falta de recursos los individuos no pueden acceder a alimentos, educación, transporte y por tanto, no pueden generar recursos para salir de esta situación.
En opinión de Guzmán, ésta puede ser reducida incluyendo a más mujeres al mercado laboral para lo que aseguró que es necesario que las autoridades federales y locales robustezcan la oferta de servicios públicos y gratuitos de cuidados de aquellos a quienes las mujeres suelen cuidar sin recibir una remuneración como infantes, y una participación activa del sector privado mediante flexibilidad en condiciones de trabajo.