Cuando menos un mil trescientas familias se encuentran involucradas en el paracaidismo o invasión en igual número de viviendas en tan solo siete colonias y fraccionamientos en el Municipio de Aguascalientes, en las cuales se padece con más regularidad este fenómeno, aseveró la Coordinadora de Delegaciones Urbanas y Rurales, Georgina Tiscareño de Lira.

Mirador de las Culturas, Rodolfo Landeros, Villas de Nuestra Señora de la Asunción, Loma Dorada, son las principales colonias que reportan esta realidad creciente, donde los propios paracaidistas son quienes confiesan este hecho en búsqueda de algún apoyo, aunque otros muchos son denunciados por los propietarios de las viviendas, apuntó.

Sin embargo, existe un alto porcentaje de paracaidistas que se dedican a delinquir y eso provoca preocupaciones e inconformidades entre los vecinos porque se modifica su entorno social al registrarse robos y movimiento durante las madrugadas.

Un hecho inocultable es que los desalojos que se realizan en algunas viviendas invadidas, esas personas con familias se mueven y terminan metiéndose en otros espacios habitacionales, cuya realidad no puede ser controlada por esta dependencia, apuntó.

De modo reciente, la Coordinación de Delegaciones Urbana y Rurales han atendido a siete casos de vecinos que denunciaron robos por paracaidistas, cuya situación fue atendida de inmediato por la Secretaría de Seguridad Pública del Municipio capital que procede al desalojo de esos espacios.

Aseveró que el combate y solución de esta situación ha sido entregada a la Secretaría de Seguridad Pública, a instancias como el Infonavit y empresas constructoras para buscar alternativas y ayudar a la gente que lo necesita y evitar esta problemática.

Tan solo en la colonia de Loma Dorada, treinta paracaidistas o mejor dicho familias se han acercado a esta Coordinación de Delegaciones para encontrar una solución, quienes a su vez los canalizaron a otras dependencias municipales, indicó.

Finalmente, Georgina Tiscareño de Lira aseveró que los desalojos que se han realizado no se ha utilizado la fuerza pública, ha sido suficiente el diálogo con las personas invasoras para que salgan de ahí, luego de comprobarse que ocupan ilegalmente las viviendas.