Crece la dinastía Márquez

Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX. -Es hijo de un campeón del mundo y sobrino del púgil que noqueó a Manny Pacquiao.
Aldair Israel Márquez no puede negar que lleva el boxeo en la sangre, y por eso se prepara para debutar en 2021 en el cuadrilátero.
El joven, de 18 años, es hijo de Rafael y sobrino de Juan Manuel, por lo que tiene el amor por el boxeo desde sus primeros pasos.
Por muchos años, su madre no estuvo de acuerdo con la idea de que se calzara los guantes, pero ahora le ha advertido que debe de demostrar que es bueno para estar arriba del ring, de lo contrario, ella se encargaría de “noquear” su carrera en el pugilismo.
Rafael Márquez, ex campeón mundial de peso Gallo y Supergallo, cuenta que su hijo tiene madera para llegar lejos, y es por eso que, como buen padre, se ha dado a la tarea de arroparlo para que cumpla sus sueños, aunque ambos saben que el camino para llegar a la cima no será fácil.
..¿Qué tan difícil es como padre de familia ver que tu hijo quiere ser también boxeador?
Rafael Márquez: “Es difícil, y más porque nosotros lo vivimos. Será durísimo cuando esté arriba del ring y vea que no pueda o se le dificulte algo, pero para eso vamos a entrenar duro y le estamos enseñando mucha técnica tanto pies, manos, cómo quitarse los golpes, y lo está agarrando muy bien”.
..¿Qué recuerdo tienes de tu padre cuando boxeaba?
Aldair Israel: “Desde chiquito veía las peleas con Israel Vázquez, que llegaba todo golpeado, y decía, pues está duro esto pero sí me gusta. Y apenas a los 15 años fue que empecé a entrenar y poco a poco me llamó la atención. Yo creo que las peleas que más recuerdo de mi papá son la segunda y la cuarta pelea que tuvo contra Israel Vázquez”.
..¿Qué tanta carga tienes al ser el nuevo Márquez teniendo a un padre campeón, un tío campeón y hasta un abuelo que peleó?
Aldair Israel: “Primero es un orgullo tener un papá y un tío como ellos, porque todo la trayectoria que hicieron es muy buena, y aunque la carga es muy pesada, porque ellos sacaron sus peleas adelante y todo, yo tengo que superar a los dos y ser mejor que ellos”.
.. ¿Es complicado ser hijo de un campeón?
Aldair Israel: “Fácil no es, porque me tengo que levantar temprano, ir a la escuela, entrenar, tener disciplina, tareas, pero en otro punto sí es fácil porque me dan apoyo, si no me diera apoyo estaría más difícil, tendría que haber dejado la escuela o el boxeo”.
.. Muchos hijos de campeones han tratado de seguir los pasos de los padres y no es fácil, ¿qué opinan?
Aldair Israel: “Lo primero es la disciplina y lo demás viene al pararte a correr, entrenar duro, y todo lo demás, y si no te preparas y haces las cosas correctas, no vas a seguir adelante”. Rafael Márquez: “Lo primero que haces es darle todo a tus hijos, y los haces inútiles, yo no le doy todo, lo dejó que él lo haga, le doy pero no a manos llenas, si no los vuelves locos y creen que todo es fácil”.
.. Tienes un hijo adolescente, al respecto, ¿qué consejos le das ahora que quiere incursionar en el boxeo?
Rafael Márquez: “Lo que dices es muy importante. La edad, los amigos, las fiestas; entonces le dije: ‘mijo, si vas a incursionar en este deporte, que es muy duro, muy difícil, por favor poco a poco ve dejando todo eso porque, si eres muy disciplinado y tienes mucha disciplina, vas a llegar a ser campeón del mundo el día que quieras'”.
.. ¿Qué agarras del boxeo de tu papá y de tu tío?
Aldair Israel: “Creo que agarraría el contragolpe de mi tío y la pegada de mi papá”.
Rafael tiene otros dos hijos, de 10 y 12 años, y dice que los apoyará si quieren seguir el sueño de ser boxeadores… claro, si la mamá los deja.

Conócelo
Aldair Israel Márquez Lomelí
30 de diciembre de 2001
18 años
67 kg. / 1.76 m
Peleará en Superligero (64 kg.)