Edgar Contreras 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Primera “A” se creó para acortar la brecha entre esa categoría y el Máximo Circuito.
En el ya lejano 1994 ese era el objetivo.
Hoy, 26 años después, parece irrisorio ese argumento. Precisamente lo que condujo a la extinción del circuito fue la diferencia abismal con la Primera División.
En el llamado Ascenso MX, los clubes reportaban pérdidas anuales por 25 millones de pesos. Por eso pasó a mejor vida, y durante las siguientes seis temporadas ningún equipo podrá subir al Máximo Circuito.

LA HISTORIA
1. La Primera División “A” nace en 1994, con el objetivo de crear una competencia premier, con mayor calidad de lo que hasta entonces era la Segunda División.
2. Irónicamente, dicha competencia surgió como una Liga norteamericana (el sueño de muchos directivos en la actualidad), ya que se pretendía incorporar dos franquicias de Estados Unidos, lo cual no se concretó por contravenir los estatutos de la FIFA.
3. De los 15 fundadores de dicha División, hoy solo el Pachuca juega en el Máximo Circuito.
4. Uno de los cambios más significativos se produjo en el Apertura 2006 cuando se formaron dos grupos, con 12 equipos cada uno, divididos por zonas geográficas, lo que ahorraba costos. Era un sistema similar al que hoy prevalece en el deporte estadounidense, que se juega por Conferencias.
5. Dicho sistema de grupos duró tres años. El Apertura 2009 trajo consigo el cambio de nombre a Liga de Ascenso.
6. Previo al Apertura 2012, otra vez le movieron al nombre. Pretendían refrescar la imagen de la competencia, atraer más fans y mejorar las finanzas de los clubes.
7. En el Apertura 2013 jugaron 16 equipos.
8. Los federativos insistían en la viabilidad de la competencia. Por motivos de patrocinio, a partir del Apertura 2015 el torneo pasó a llamarse Ascenso BBVA MX.
9. El futbol mexicano insistía en blindar el ingreso de capitales de dudosa procedencia para no afectar su imagen. Por eso a mediados de 2017 se establecen diversos requisitos para ascender, que tenían que ser certificados tanto en cuestión deportiva, financiera y de infraestructura.
10. A mediados de 2018 pasó lo impensable. Cafetaleros de Tapachula derrotó a Alebrijes Oaxaca en la Final por el Ascenso, pero en la que el único atractivo eran los 120 millones de pesos al estar imposibilitados para ascender, debido a que no cumplieron con los requisitos de certificación.
11. El Clausura 2020 inició de la peor forma posible. De hecho el inicio del torneo se postergó al solo existir 12 equipos, la cantidad más baja en la historia. Ni Potros UAEM ni Loros de Colima quisieron participar debido a la insolvencia económica.
12. Previo al inicio de la temporada 2019-20, se había informado que todos los equipos estaban certificados para ascender.
13. Pero los directivos decidieron que el modelo de negocio no era sustentable, que había muchas pérdidas, así que para salvar el Ascenso MX decidieron eliminar el ascenso a la Primera División.
14. Gabriel Orantes, quien era directivo de los Cafetaleros a quienes le negaron el ascenso y el cual ahora es director deportivo del Celaya, lo dejó claro hace unas semanas: “Esta batalla estaba perdida desde hace tres años”.
15. Los directivos se comprometieron a inyectar recursos económicos, pero a cambio de blindarse del descenso en Primera División.
16. Los 18 equipos del Máximo Circuito podrán vivir en paz durante seis años, y además abrieron las puertas a dos franquicias más económicamente sustentables. Tanto el Atlante como Celaya han expresado abiertamente su intención de tener una plaza en donde sí hay negocio.