Staff
Agencia Reforma

CDMX.- La incertidumbre continúa en el Ascenso MX. La emergencia por el COVID-19 impidió que los clubes recibieran los resultados de la certificación, necesaria para jugar en Primera División.
La entrega de los resultados de las auditorías estaba programada para el pasado martes 17 y miércoles 18 de marzo, pero fue pospuesta por la contingencia sanitaria, informó la Liga MX.
Ayer, Grupo REFORMA publicó las inquietudes de algunos presidentes del Ascenso MX, como el caso de Alberto Castellanos, dirigente de Leones Negros, quien teme que sean ciertas las versiones de que ninguno de los clubes será certificado.
También se abordó la postura de los 12 equipos de la categoría de plata, que se oponen de manera unánime a convertirse en una Liga de desarrollo y con ello estar impedidos de ascender al menos durante 5 años.
A raíz de ello, el presidente ejecutivo de la Liga MX/Ascenso MX, Enrique Bonilla, expresó su postura. En ella, informó que por el momento se mantiene el modelo de organización vigente, en tanto no se supere la contingencia que por el momento impide debatir un nuevo modelo que coadyuve al fortalecimiento deportivo y financiero de las competencias.
Reiteró, además, que por reglamento un mismo dueño no puede tener más de 2 equipos en el mismo circuito, como medida de contención ante la multipropiedad. Eso deja fuera de la jugada a Grupo Pachuca, con Mineros, más allá de que obtenga la certificación, requisito que por ahora pone nerviosos a la mayoría de los cuadros de la categoría de plata.