Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 21-May .- En seis meses, el fideicomiso del Consejo de la Judicatura Federal (CJF) para construir nuevos edificios pasó de mil 919 millones de pesos que tenía en septiembre de 2016 a 5 mil 18 millones al cierre de marzo de este año.
El CJF reportó el pasado 28 de abril que el crecimiento de 161 por ciento en los fondos se debe a dos grandes transferencias.
La primera fue por 2 mil 250.6 millones de pesos realizada luego de una fuerte discusión interna el 12 de diciembre en la cual el CJF decidió no devolver a la Tesorería de la Federación recursos del Presupuesto 2016 que no fueron ejercidos.
En la votación de cuatro contra tres magistrados del Pleno del CJF, la minoría advirtió que se violarían normas en la materia y que existía riesgo de futuras observaciones de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).
La otra transferencia por mil 495 millones de pesos fue aplicada en enero y corresponde a dinero del Presupuesto de 2017 que la Cámara de Diputados le autorizó al CJF para destinarlo a fideicomisos.
Los 5 mil 18 millones del fideicomiso, exentos de las restricciones de anualidad del presupuesto ordinario, son adicionales a los recursos autorizados este año al CJF para los capítulos “inversión pública” y “bienes muebles e inmuebles”, que suman 5 mil 377 millones de pesos.
El fideicomiso fue creado para destinarlo a la infraestructura necesaria para el nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio, el cual requiere salas para procesos orales, pero también se puede usar para otros inmuebles.
Actualmente están en curso obras valuadas en 4 mil millones de pesos para ocho centros de justicia penal, pero también para seis palacios de justicia federal que concentran tribunales de otras materias, así como una remodelación mayor del Palacio de Justicia de San Lázaro.
Además, están en curso licitaciones para centros de justicia penal o adecuaciones para instalar salas orales en Zacatecas, Mérida, Ciudad Nezahualcóyotl, Oaxaca y Ciudad Juárez, presupuestados en 492 millones de pesos.
En el primer trimestre de 2017, el ritmo de egresos del fideicomiso fue relativamente lento, pues solo se ejercieron 259.2 millones de pesos.
A finales de abril, el Pleno del CJF aprobó una reestructuración interna por la cual se quitaron seis direcciones generales a la Secretaría Ejecutiva de Administración (SEA), que dejó de estar a cargo de Rosa María Vizconde.
El nuevo titular de la SEA, Miguel González Canudas, y el director General de Inmuebles, Jorge Flores Méndez, mantendrán el control sobre las obras, mientras que las cuestiones presupuestales, de recursos humanos y tesorería, pasaron a la nueva Secretaría Ejecutiva de Finanzas.
La idea es mejorar el manejo de los casi 61 mil millones de pesos de presupuesto del CJF, que administra a más de 800 tribunales y juzgados federales y sus alrededor de 42 mil empleados.