Nallely Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Al cierre de 2018, el número de créditos para vivienda usada registró un crecimiento de 9.5 por ciento respecto al número de financiamientos otorgados el año previo.
De acuerdo con datos de la consultora inmobiliaria ai360, mientras que en 2017 se otorgaron 203 mil financiamientos para vivienda de segundo uso, la cifra subió a 223 mil créditos en el acumulado del año pasado.
En contraste, en el mismo periodo, el número de financiamientos para vivienda nueva se contrajo 9.2 por ciento, al pasar de 454 mil créditos a 412 mil.
Pablo Vásquez, presidente nacional de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios, esta tendencia se mantendrá este año, ya que la falta de subsidios para la comercialización de vivienda nueva, impulsará la preferencia por las unidades usadas.
“En donde hubo un freno es el tema de vivienda con subsidio, incluso los mismo desarrolladores le están apostando a proyectos de vivienda ya no económica”, explicó.
“Sin embargo también promovemos viviendas del mercado abierto (segunda mano), porque hay gente que nos está buscando para vivir en el centro”.
Para Eduardo Torres, director general de la consultora, tanto la reducción en hipotecas para vivienda nueva, así como el aumento en la misma proporción para el segmento segunda mano, refleja por una lado una disminución en los registros en la producción de vivienda nueva.
De acuerdo con datos de la Conavi, disponibles a enero de este año, Nuevo León es la entidad que lidera la comercialización de viviendas de este tipo, pero también registra el mayor número de proyectos de obra nueva en proceso.