Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.-El número de jóvenes en edad laboral que se encuentran desempleados incrementó durante el 2020 por la pandemia del Covid-19.
De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) Nueva Edición que elabora el Inegi, en Jalisco la proporción de desocupados de entre 25 a 44 años pasó de 41 por ciento registrado en el cuarto trimestre del 2019, a 45.2 por ciento en el mismo periodo del 2020. Es decir, pasaron de 50 mil 492 a 70 mil 729.
Mientras que los desocupados entre 15 y 24 años pasaron de 34.5 por ciento a 34.9 por ciento entre los periodos de referencia, es decir, pasaron de 42 mil 377 a 54 mil 665 jóvenes desocupados en los periodos referidos.
Durante la pandemia, las empresas que necesitaron reducir su plantilla laboral lo hicieron a costa de trabajadores con menos antigüedad, por lo que los jóvenes comenzaron a ser de los primeros afectados ante la crisis por la contingencia sanitaria, explicó Christian Sánchez Jáuregui, secretario ejecutivo del Instituto en Políticas Públicas y Gobierno de la Universidad de Guadalajara (UdeG).
“Los primeros que empezaron a salir con este recorte fueron los jóvenes y más todavía jóvenes con baja cualificación, es decir, los que hacían trabajo de tipo presencial, los jóvenes que no tienen trabajo para hacer ‘home office’ y que no tienen habilidades, desarrollo y/o capacidades, esos fueron los sectores más golpeados”, añadió el experto.
Pero también fueron los más jóvenes los primeros que pudieron incorporarse en el mercado laboral informal y precario durante el año pasado, incluso con ayuda de las plataformas digitales.
Esto se debe a que las personas con mayor grado de escolaridad tienen una perspectiva alta del empleo, por lo que tienen una mayor probabilidad de estar desempleados.
“El gran problema cuando no hay suficiente generación de empleo, más que el desempleo, es el subempleo o un empleo que no responde a las características del empleo (…), es precariedad”, indicó Ignacio Román, académico del ITESO.
Conseguir un buen empleo con prestaciones laborales se convirtió en un reto en la contingencia sanitaria, provocando que las personas acepten trabajos precarios ante la necesidad de laborar, señaló Ariel Cossyleon, quien desde hace casi un año quedó desempleado por la pandemia.
“Las vacantes te piden dos años de experiencia mínimo, una carrera completa, pero en éstas, te ofrecen un sueldo de 6 mil 500 al mes (…). se supone que con dos años de experiencia te deberían de ofrecer un salario mejor”, compartió.
“Saben que somos tantas personas que estamos desempleados por la situación de la pandemia (…) y se están aprovechando de que hay necesidad”.

Al alza
La desocupación entre jóvenes en la entidad creció durante la pandemia:
(Desocupados en Jalisco por rango de edad)
Edad 2019-IV 2020-IV
De 15 a 24 42,377 54,665
De 25 a 44 50,492 70,729
Fuente: Inegi.