Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Alimentos, bebidas, artículos de cuidado personal y juguetes son productos que en su mayoría son exhibidos y empacados en cartón.
Pero hay quienes le han dado a este material un uso con más alcance a otros sectores como el hospitalario a través de la innovación y tecnología.
La empresa mexicana e3 Display, por ejemplo, se apoyó de su experiencia de 14 años en la fabricación de displays preempacados y muebles para diseñar y desarrollar camas hospitalarias de cartón.
La idea surgió cuando Luis Albarrán, director general de la empresa, se contagió de Covid-19 y tuvo que ser hospitalizado.
Durante su estancia se percató de la incomodidad que puede sufrir un paciente con esta enfermedad si no tiene a su alcance una cama para su atención y recuperación.
“Nosotros habíamos trabajado para los Juegos Panamericanos en 2011 haciendo sillas, muebles para comedor y una versión de cama de cartón, que diseñamos pero no produjimos.
“Ya teníamos experiencia haciendo esto y desarrollamos una cama con las especificaciones del IMSS que pudiera ser una solución para una ampliación de camas que requiere un hospital, que fueran económicas y que también seguras, desinfectables y lavables”, relató.
Esta cama puede costar una tercera parte que una metálica de hospital.
“Lo único más barato que nuestras camas son los catres, pero éstos son muy incómodos para pacientes y doctores.
“Ofrece la comodidad de una cama hospitalaria, pero a un costo mucho más económico”, detalló.
Actualmente, e3 Display ha producido casi 2 mil camas hospitalarias de cartón y algunos gobiernos estatales, como Hidalgo, las han adquirido.
Otros clientes las compraron para donarlas o distribuirlas en diferentes clínicas y la Cruz Roja, añadió Albarrán.
La empresa tiene una máquina especial que plastifica o lamina el material volviéndolo 99 por ciento de cartón y uno por ciento de plástico.
Se le imprime una capa delgada pero durable de polipropileno que envuelve toda la cama, lo que le permite sea lavable y desinfectable.
La empresa atiende a clientes multinacionales como PepsiCo y Nestlé, y su tecnología de muebles aplicada a displays para productos de consumo permite ofrecer una resistencia mucho mayor.
Albarrán dijo que la compañía trabaja con Grupo Sánchez, una empresa proveedora de tintas y materiales de las industrias gráfica, empaque, comunicación impresa y de recubrimientos.
Este grupo apoya toda la parte de impresión de los displays, pues cuenta con equipos innovadores que se adaptan a las necesidades de negocio de e3