Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció la creación de una empresa estatal con mandos militares que operará, administrará y explotará el nuevo Aeropuerto de Santa Lucía.
Con ello, el Ejército no sólo construirá la terminal, sino que tendrá la concesión de las operaciones civiles y comerciales mediante una sociedad mercantil, cuyas direcciones operativas serán ocupadas por militares.
La Sociedad Anónima de Capital Variable (S. A. de C. V.) Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles tendrá “participación estatal mayoritaria”, pero contará con inversión privada, ya que así lo establece el Artículo 10 de la Ley de Aeropuertos, en el que refiere que la SCT sólo podrá otorgar una concesión a una “sociedad mercantil”.
La decisión fue informada ayer durante la conferencia del Presidente en la que funcionarios de la Secretaría de la Defensa (Sedena) detallaron que los documentos con la Nota de Creación y los Estatutos Sociales de la empresa fueron entregados a la Secretaría de Hacienda el pasado 17 de marzo.
“El objetivo es desarrollar y aplicar el plan de negocios del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles en condiciones competitivas, ejemplares y de excelencia”, aseguró René Trujillo, Jefe del Comité de Administración del aeropuerto.
Desde Palacio Nacional, Trujillo informó que el Consejo de Administración de la nueva empresa será presidido por el recién nombrado subsecretario General de División de Estado Mayor, André Georges Foullon van Lissum.
También integrarán esa instancia los representantes de las Secretarías de Comunicaciones, Hacienda y Turismo, Banjército, Comandancia de la Fuerza Aérea Mexicana, Dirección de Administración, Unidad de Asuntos Jurídicos, el Comandante de la Región Aérea del Centro y dos consejeros independientes “de reconocida calidad moral”.
El General confirmó que la estructura orgánica de la empresa estará a cargo de 26 militares, de los cuales 19 pertenecen al Ejército y 7 a la Fuerza Aérea Mexicana.
Los elementos estarán al frente de las subdirecciones Administrativas y Operativas, así como de las direcciones de Operación, Planeación e Investigación y Desarrollo, Comercial y de Servicios, Administración y Jurídica.
Trujillo explicó que, a partir del 1 de julio, la empresa realizará las gestiones necesarias para obtener la concesión de la SCT.