Jorge Ricardo
Agencia Reforma

VILLAHERMOSA, Tabasco.- Cientos de damnificados por las inundaciones en esta ciudad se formaron ayer durante una hora en la Colonia Las Gaviotas Sur. Ahí les dijeron que darían despensas. El Ejército comenzó a repatir pero no alcanzaron. Muchos damnificados se fueron con las manos vacías y comenzaron a agolparse.
Ante los llamados a guardar sana distancia ante el Covid, los vecinos lanzaron: “el Covid ya pasó de moda, lo importante es comer”.
Las despensas venían en una bolsa y, cuando se agotaron, repartieron sólo una reja de huevos con dos botellas de medio litro de agua y, finalmente, sólo las botellas. Aun así, unas 300 personas que perdieron todo se empujaron por conseguirlas.
“Aquí no tenemos ningún Gobierno. Ni Adán Augusto ni AMLO ni Evaristo, ninguno se ha metido dentro del agua; es más, ni a lo seco han llegado, se les hace fácil andar en helicóptero, se necesita ayuda, mire cómo están las casas y hay peores”, señaló una mujer que coordinaba las filas.
“Hay gente en las azoteas esperando que les traigan algo de comer, ni medicinas hay”.