Graves afectaciones puede provocar el COVID-19 a nivel cerebral en las personas, sobre todo en pacientes que sufren de algún tipo de demencia, lo que puede complicarles sus funciones vitales, advirtió la vice presidenta de la Fundación Familiares de Alzheimer Aguascalientes, Carolina Bernal López.
Detalló que el COVID-19 es un virus que puede afectar a diferentes órganos del cuerpo, entre ellos el cerebro, el cual también puede verse dañado de alguna manera por procesos inflamatorios. Por lo que además de tener pacientes con sintomatología pulmonar, éstos pueden llegar a desarrollar alteraciones a nivel cerebral que a futuro puedan tener un mayor riesgo de padecer algún tipo de demencia como el Alzheimer y otras de tipo degenerativo.
Afirmó que si bien el coronavirus puede manifestarse solo en un área del cuerpo donde los pacientes pueden tener síntomas leves con un ligero malestar o algo de fiebre, hay otras personas que pueden tener una sintomatología mucho más severa donde ya se ve afectada en gran medida la capacidad de los pulmones para mantener la oxigenación o la cuestión de alteraciones en la coagulación que favorece la presentación de trombosis y de infartos cardiacos o de infartos cerebrales.
Asimismo, dijo que el COVID puede ocasionar alteraciones en las funciones de otros órganos como el hígado y a nivel cerebral puede tener manifestaciones de alteraciones en las funciones mentales o presentar síntomas neuropsiquiátricos como alucinaciones, ideas delirantes, confusiones. Por lo que los pacientes con demencia que llegan a tener COVID pueden tener mayor sintomatología de trastornos de conducta. “Es decir, un cuadro de delirium muy franco con desorientación, con alucinaciones, con ideas delirantes, que pueden incluso preocupar al familiar de cuando ven este tipo de alteración en los pacientes y es importante la atención médica”.