Hasta de 600 millones de pesos se estima la pérdida económica para el sector turístico de Aguascalientes durante la Semana Santa con motivo de la contingencia del COVID-19, señaló el economista Gerardo Sánchez Herrera, al destacar que esta situación pega fuertemente sobre todo a los tres pueblos mágicos de Real de Asientos, San José de Gracia y Calvillo.

Indicó que desafortunadamente esta Semana Santa va a ser un gancho al hígado al sector turismo para Aguascalientes, luego de que en la actualidad hay más de 17 hoteles cerrados, lo que mantiene en paro a mil trabajadores, sin embargo, por cada empleo directo que genera el sector turismo, se generan también 2.5 empleos indirectos, por lo que la afectación asciende a 3,500 trabajadores.

Señaló que durante la Semana Santa, Aguascalientes se ve muy favorecido por el turismo religioso, con los recorridos principalmente por los Pueblos Mágicos de Real de Asientos donde se efectúan eventos religiosos importantes para el Viernes Santo. Mientras que San José de Gracia también es muy visitado los días jueves, viernes, sábado y domingo santos, donde suelen llegar miles de turistas a este punto a visitar al Cristo Roto y sus alrededores.

En tanto que, en Calvillo, la gente recurre por sus balnearios y a ir a comer a la Presa de Malpaso. “Estamos hablando que la derrama de estos cuatro días santos va a impactar en el estado en 600 millones de pesos en el turismo que este año no se van a recibir”.

A nivel nacional, Sánchez Herrera dijo que el atractivo principal son las playas, donde la derrama económica asciende a 53 mil millones de pesos que también dejarán de recibirse durante estos días santos y puso como ejemplo Cancún, donde a la fecha han cerrado más de 100 hoteles de los 243 que tiene, derivado de la contingencia por el COVID-19. “Cancún trae ahorita un turismo entre el 5 o 7% muy bajo para estas fechas por lo del coronavirus y en Aguascalientes no es la excepción este año con la Feria suspendida, es un fuerte golpe al sector turístico local al que le ha llovido sobre mojado”.