COVID-19 generó nuevo tipo de discriminación

Es producto del temor pero sobre todo de la ignorancia

Ahora que resulta inevitable reactivar la economía y que la ciudadanía se incorpore paulatinamente a las actividades diarias, acatando las reglas de la nueva normalidad y protocolos sanitarios, debe promoverse también la eliminación del nuevo tipo de discriminación surgida a raíz de la presencia de la COVID-19, pues quienes han resultado positivos, han sido señalados y estigmatizados, al igual que sus familias.
La catedrática de la Universidad Cuauhtémoc e integrante de la Barra Mexicana de Abogados, Capítulo Aguascalientes, Elizabeth Loyola Gómez, resaltó que todo acto de discriminación, especialmente en esta pandemia, se da por falta de información y certeza, máxime cuando a casi un año de que se ha estado haciendo frente a la enfermedad, “todos estamos estresados y atemorizados por el riesgo de contagio y porque cada vez, vemos la enfermedad y la muerte más cerca”.
Desde ya se debe erradicar todo tipo de discriminación y en especial si ésta se origina por la COVID-19, y en caso de que esto ocurra, quien se sienta en esa situación de discriminación puede y debería acudir a las autoridades competentes para que se apliquen las sanciones que correspondan, pues al igual que en otro tipo de casos de discriminación, sólo denunciando se acabarán las malas prácticas que siguen predominando, social y laboralmente.
Las autoridades han hecho énfasis en que nadie puede ser despedido por tener COVID y que el grupo poblacional de riesgo, ya sea con enfermedades degenerativas o adultos mayores, tienen derecho a quedarse en casa, pero no ser corridos de su trabajo, pues hay muchos casos, que aún con resultado positivo, pueden trabajar desde casa, si el giro de la empresa lo permite.
La también Asesora Jurídica del Hospital Hidalgo, refirió que el tema es que en muchos casos aquellas personas que han resultado positivas al coronavirus, la gente las considera contagiosas y hasta irresponsables por creer que no se cuidaron o no tomaron las medidas de seguridad recomendadas; mientras que a las personas de riesgo, se les considera débiles y que deben estar aislados porque es fácil que se contagien, cuando las medidas de prevención son generales y el virus se puede adquirir en cualquier momento.