Más que una moda, los fraccionamientos construidos en condominio o amurallados, se han convertido en un mercado que demanda este tipo de vivienda que los desarrolladores han sabido bien aprovechar, a pesar de que no genera aspectos positivos en cuanto al tejido social, manifestó la secretaria de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial (Seguot), Carolina López López.

Resaltó que no es tema nuevo lo que ahora se presenta con la existencia de los llamados cotos habitacionales por los distintos puntos cardinales, tanto de esta capital como en otros municipios del estado, pues éstos ya se tenían, pero en el Código de Ordenamiento Territorial, de Desarrollo Urbano y Vivienda, ya están incluidos en cuanto a su reglamentación.

Y ha sido por demás notorio que precisamente de hace una década a la fecha, el número de viviendas construidas en condominios amurallados ha crecido, aunque “no generan el tema del tejido social y lo que estamos facultados por parte de la Seguot es a determinar los lineamientos para sus autorizaciones”.

Dejó en claro que la Seguot de ninguna manera promueve ese tipo de edificaciones, no obstante, se tiene la obligación de atender las solicitudes y considerar el marco legal, por lo que previo a la autorización, se analizan los lineamientos.

Además, que “el tema para los condominios, la autorización es más cara que un fraccionamiento abierto, pero como autoridad, nosotros sólo estamos limitados a determinar los lineamientos que requieren uno u otro tipo de fraccionamientos”, de ahí que en los requerimientos técnicos no cambian, salvo que un condominio tiene áreas exclusivas y las de uso común se dividen entre los condóminos.

La titular de la Seguot recalcó que más que una moda, este tipo de fraccionamientos se han convertido en un buen mercado, pues hay familias que demandan este tipo de condominios cerrados con cierto tipo de servicios exclusivos, “cierto que se han incrementado y hasta donde se tiene conocimiento, se venden como pan caliente, pues la gente busca seguridad, pero urbanísticamente la teoría indica que no debería ser lo ideal para el tejido social”, reiteró.