El ex presidente del Colegio de Ingenieros Mecánicos Electricistas de Aguascalientes, Eduardo Llamas Esparza, advirtió que el incumplimiento de las disposiciones en materia de energías limpias que mantiene un conflicto entre México y sus socios comerciales del T-MEC podría derivar en graves problemas de índole económico. El especialista consideró que la intención del Gobierno Federal de favorecer a CFE y a Pemex traería como consecuencias negativas en rubros como:

SUMINISTRO DE GAS NATURAL. En nuestro país, la mitad de la energía eléctrica se genera a partir de dicho combustible. Siendo la Unión Americana uno de nuestros proveedores, podría aumentar los aranceles encareciendo así los costos de producción eléctrica.

INVERSIONES E INDUSTRIA. Empresas que tienen inversiones en México se podrían salir del país, dado el alto costo de los aranceles en sus exportaciones hacia Estados Unidos. En el caso de Aguascalientes, esto podría afectar directamente a la industria automotriz, la cual no ha podido ver la suya desde el inicio de la pandemia.

FRENO A ENERGÍAS SUSTENTABLES. En su intento por dificultar la inversión privada en la generación de energías amigables con el medio ambiente y en el afán concentrar estos desarrollos en manos de la Paraestatal, el proceso de conversión llevará más tiempo. “El Gobierno Federal no han dado las facilidades para que esos parques fotovoltaicos y eólicos que ya se construyeron, entren en operación. Creo que se está peleando con todo mundo y no cumpliendo acuerdos que se firmaron anteriormente”.