Unos niños que jugaban con unos cerillos provocaron un incendio de una camioneta de redilas que estaba estacionada en calles de la colonia Insurgentes. A pesar de la movilización de los Bomberos Municipales de Aguascalientes, no se pudo evitar que las llamas consumieran completamente la unidad automotriz.
Fue a las 14:52 horas del martes cuando se reportó a los servicios de emergencias que sobre la calle Francisco J. Mujica y esquina con avenida Mariano Azuela, a la altura de la colonia Insurgentes, se estaba registrando el incendio de una camioneta de redilas y el fuego ya estaba fuera de control.
Al lugar de los hechos se trasladaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y las unidades UE-17, UE-24, UE-28 y UE-33 de Bomberos Municipales de Aguascalientes y de la Coordinación Municipal de Protección Civil.
Al hacer su arribo se percataron que una camioneta Ford F-300, modelo 1969, color verde, con placas de circulación AD-3551-A del estado de Aguascalientes, se encontraba completamente envuelta en llamas, por lo que de inmediato se iniciaron los trabajos para controlar y sofocar el fuego.
Luego de varios minutos de trabajos finalmente la situación fue controlada, aunque no se pudo evitar que la camioneta quedara completamente dañada, ya que el fuego consumió la cabina, el parabrisas, el asiento y las redilas de madera.
Cabe destacar que por versiones de los vecinos, unos niños se encontraban jugando con unos cerillos y en determinado momento decidieron prenderle fuego a un cartón que estaba junto a la camioneta de redilas, pero al hacerlo las llamas alcanzaron la unidad automotriz y de esta forma se originó el incendio.
Tras percatarse de lo que habían provocado, los niños se dieron a la fuga corriendo. Sin embargo, más tarde, arribó el papá de uno de los pequeños para hacerse responsable de la travesura de su hijo.
El propietario de la camioneta siniestrada, el señor José Ángel, de 56 años de edad, con domicilio en la calle Francisco Vázquez Gómez, comentó que la tenía estacionada en ese lugar ya que el motor se encontraba en reparación.