A 19 días de que comiencen los cuartos de final para el PSG en la Champions League, el equipo puede haber sufrido una pérdida importante en el plantel, Kylian Mbappé salió lesionado en la final de la Copa de Francia y no se sabe cuánto tiempo estará fuera de las canchas, siendo la preocupación número uno del conjunto parisino en las siguientes semanas. El choque se dio en el Stade de France con entrada a un número reducido de aficionados que vieron el partido ante el Saint-Etienne.
Con un ritmo frenético el inicio del juego tuvo opciones para ambos lados, más para el Saint-Etienne que incluso exigió a Keylor Navas en un par de ocasiones además de pegarle al palo de la meta del arquero tico.
A pesar de esto fue el PSG el que se fue arriba luego de una gran jugada colectiva que dejó a Mbappé frente al marco, el arquero Moulin salvó su arco del remate del francés, pero el rebote le quedó a Neymar que simplemente empujó el balón abriendo la pizarra.
En los siguientes minutos Moulin se volvió figura sacando varios remates del cuadro parisino incluyendo una volea casi en el área chica de Di María, en una estampa grandiosa de futbol en estado puro.
La jugada clave del partido sucedió al 30′ de acción cuando Loic Perrin se tiró desde la tercera cuerda en una barrida temeraria sobre Mbappé, al delantero se le quedó el tobillo izquierdo trabado en el cuerpo del defensor rival provocándole una fea palanca que terminó por sacarlo del partido, Perrin fue expulsado luego de revisión por el VAR.
A partir de ahí el PSG se volvió dominador absoluto del encuentro y se cansó de fallar oportunidades de gol. Icardi, Neymar, Sarbia, todos tuvieron chances de anotar, pero no estuvieron finos y el partido terminó con la mínima diferencia otorgándole el título de copa al Paris Saint Germain.
El PSG tuvo un festejo agridulce por la lesión de Mbappé, que después del juego tuvo que usar muletas para apoyarse. En siete días el París jugará la final de la Copa de la Liga ante el Lyon y seguramente Mbappé no estará disponible, su participación en la Champions el próximo 12 de agosto estará pendiendo de un hilo.