Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal dejó de recaudar 31 mil 484 millones de pesos en junio por el cobro del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diesel debido al estímulo del 100 por ciento que aplica a este impuesto.
Como resultado de lo anterior, la recaudación del IEPS general también reportó un saldo negativo de 16 mil 80 millones de pesos, de acuerdo con los Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública.
Además, esto tuvo un impacto negativo en los ingresos tributarios del País, que sumaron 301 mil 662 millones de pesos, una ligera caída anual de 0.4 por ciento.
En conferencia de prensa, Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda, aseguró que se obtuvieron más ingresos petroleros por un aumento en el precio del crudo. No obstante, dijo, se reportaron menores ingresos tributarios debido a que se activó el 100 por ciento del estímulo del IEPS.
«Si no se hubieran tomado estas medidas, el precio de la gasolina estaría alrededor de 35 por ciento y la inflación habría llegado a un nivel de 11 por ciento», señaló.