Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Dejar de utilizar la energía generada por Productores Independientes de Energía (PIE), costaría a la CFE hasta 382 mil 800 millones de pesos entre 2021 y 2024.
De acuerdo con una investigación y análisis realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), los productores independientes produjeron 36 por ciento de la energía que CFE Suministro Básico compró en 2020 para atender la demanda eléctrica de 45 millones de usuarios (residenciales y pequeños comercios).
Para estimar los costos que tendría que pagar la CFE para sustituir la energía que ya no fuera entregada por los PIE, derivado de la aplicación de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), actualmente suspendida, el Imco planteó tres escenarios.
En el primero, la empresa estatal deja de comprarles el 100 por ciento de la energía de 2021 a 2024, lo que tendría el impacto de los 382 mil 800 millones de pesos, y que toda la energía demandada fuera generada por la CFE, unos 104 terawatts-hora por año.
En el segundo escenario contempla que la eléctrica estatal reduzca en 66 por ciento la energía que adquiere de los PIE, lo que le costaría 207 mil millones de pesos desde este año y hasta 2024 para cubrir los 64 terawatts-hora anuales.
En el tercer escenario, contempla que la CFE deje de comprarles 50 por ciento de la energía que generan, lo que implicaría un costo de 141 mil 600 millones de pesos, para generar 52 terawatts-hora al año de 2021 a 2024.
Bajo cualquiera de los escenarios analizados, los costos adicionales para la CFE representan gastos innecesarios, dice el Imco.