El director del CIDE, Alberto Aldape Barrios, señaló ayer que de acuerdo a cálculos del INEGI, la ausencia de mujeres en un día laboral podrá alcanzar una cifra de 26 mil millones de pesos, equivalente a casi un mes de producción del sector automotriz, con lo cual será una forma evidente de sensibilizar sobre la relevancia de la población femenina en la actividad económica.

Señaló que el movimiento “Un día Sin Nosotras” debe ser pauta para hacer conciencia de la necesidad de acabar también con la violencia económica hacia las mujeres, ya que ellas todavía reciben un sueldo de 15 a 20% menor al que se otorga a un varón, respecto a un mismo puesto laboral.

“El próximo lunes 9 de marzo será una oportunidad para hacer visible el peso y la trascendencia de la mujer en la economía y en la sociedad, ya que no se debe limitar a la actividad productiva, pues si ellas no colaboran con los quehaceres domésticos sencillamente habría un impacto económico, muchas personas todavía no valoran ese trabajo”.

Al mismo tiempo, consideró prudente cuidar que este movimiento “Un día Sin Nosotras”, nacido socialmente de las mujeres, no se pretenda partidizar por ningún instituto político, pues es una convocatoria para la toma de conciencia y respeto de los derechos de las mujeres y que se concluya con la violencia de género.

“Será interesante observar cuántas mujeres deciden sumarse al movimiento ‘Un Día Sin Nosotras’ mediante el paro de sus actividades, o bien cuántas optarán por decisión continuar con sus actividades laborales, pero lo que resulta indispensable es que se acabe con las agresiones a las mujeres en todo el país”.

El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial recalcó que las mujeres deben estar visibles y sobre todo aquellas que han sufrido violencia o de cualquier forma de inequidad, incluida la económica, ya que a trabajos iguales no hay una remuneración igual.

“Hay frenos de género para ocupar determinados puestos dentro de las empresas, persiste la situación de diferencial de salarios entre un 15 y 20% más el de un varón respecto a la mujer, por las mismas responsabilidades, lo cual debe terminar”, recalcó.