Diana Gante
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La reconstrucción de infraestructura eléctrica dañada por el paso del huracán «Otis» en Guerrero, implicará un costo de 2 mil 600 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).
«CFE iniciará la reconstrucción y las tareas de obra mayor y mantenimiento con un costo de más de 2 mil 600 millones de pesos.
«Por instrucción Presidencial no se cobrará la energía en los próximos cuatro meses a la zona dañada, mediante un acuerdo con Hacienda que será publicado en el Diario Oficial de la Federación», dijo Manuel Bartlett, director de la empresa eléctrica del estado en su comparecencia ante la Cámara de Diputados.
El director desglosó los daños a la infraestructura por el paso del huracán. Informó que fueron 117 estructuras de alta y media tensión, 30 subestaciones eléctricas y más de 12 mil postes.
Bartlett dijo que para las tareas de reconstrucción se destinaron 3 mil 650 trabajadores, 280 grúas, 875 vehículos, 150 plantas de emergencia, 38 torres de iluminación, 7 helicópteros y más de 7 mil 500 toneladas de material.
Comentó que el servicio eléctrico ya se había restablecido en el Puerto y municipios aledaños, pero reconoció que aún se trabaja en la reconexión de los hogares, aunque dicha infraestructura normalmente es responsabilidad de los usuarios.
«Se apoya en la reparación directamente de los domicilios, reemplazando los tubos y bases que normalmente corresponden al usuario. Se han visitado 370 colonias, un 70 por ciento, y se apoya también a los municipios para que puedan reconectar a la brevedad el alumbrado público», agregó.