Sineli Santos
Agencia Reforma

CDMX. -El accidente de Sergio Pérez en el Gran Premio de Mónaco le saldrá caro a Red Bull.
Aunque fue Kevin Magnussen, de Haas, quien ocasionó el choque con el mexicano, los gastos en la reparación saldrán del bolsillo de la franquicia de Milton Keynes y abarcarán hasta 3 millones de euros.
«En primer lugar, fue peligroso; en segundo lugar,los daños son de dos o tres millones (de euros). Y eso es una gran desventaja para nosotros con la regulación del límite presupuestario. Es otro accidente en el que estuvo involucrado Magnussen; hay que verlo bien en las repeticiones.
«Gracias a Dios acabó bien, pero fue una situación muy crítica; me sorprendió lo rápido que dejaron atrás el incidente. Es un poco frustrante, porque creo que era demasiado innecesario en estos momentos. Había que tomarse las cosas con calma en estos momentos», comentó Helmut Marko, asesor de la escudería de las bebidas energéticas, a Sky Sports de Alemania.
Para el Gran Premio de Canadá, que se celebrar el próximo 9 de junio, el directivo austriaco espera una recuperación de Checo y del equipo en general, pues en las últimas competencias el monoplaza ha batallado para encontrar la puesta a punto.
«El problema de fondo no son los circuitos sino el hecho de que la correlación entre el simulador y la pista no funciona. En el simulador pasamos por los bordillos sin problema, pero en la pista, el coche salta como un canguro. Ese es el problema», finalizó el doctor Marko.