Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que costará a su Gobierno 2 mil 500 millones de dólares continuar con la planta coquizadora en Tula, en la que Odebrecht tuvo participación.

“Resolvimos el darle continuidad, que estaba enredadísimo, era una maraña, lo de una planta coquizadora en Tula que también había participado Odebrecht. Tal vez algunos se acuerdan que para traer equipos cerraban carreteras, quitaban puentes, en Tula y no se instalaron los equipos y se gastaron mil 500 millones de dólares.

“Teníamos dos opciones: dejar que los equipos se convirtieran en chatarra o continuar la planta, que sí es conveniente porque nos permite producir más gasolina y no tener combustóleo de más. Decidimos seguir con la construcción de la planta, nos va costar 2 mil 500 millones de dólares”, afirmó en conferencia.

El Mandatario federal criticó que en sexenios pasados se construyeron plataformas que quedaron inconclusas y se gastó “muchísimo dinero” en rentas, pero no se concluyó con el proceso de extracción de petróleo y gas.

“Se hizo un escándalo cuando se dijo que había un tesoro en el fondo del mar, que había que sacarlo, que había mucho petróleo y gas, querían desde entonces llevar a cabo la reforma energética, con Calderón, y empezaron a hacer plataformas para extraer petróleo, gas, gastando muchísimo dinero en la renta de las plataformas.

“Bueno, quedaron plataformas desde Coatzacoalcos sin que se concluyera todo el proceso de extracción de gas. Necesitamos 2 mil millones más para que esa obras inconclusas las podamos utilizar y que no se pierda ese dinero”, señaló el Presidente.