Los constantes cortes de energía eléctrica de la CFE traen en jaque al Organismo Operador de Agua del Municipio de Jesús María, los cuales afectan de manera severa la operatividad de los pozos de abastecimiento en las colonias, reconoció el director general de CAPAS, César García Estrada.

El funcionario municipal comentó que los cortes abruptos de energía eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad se dan no sólo en la temporada de lluvias, sino que ya tienen bastante tiempo y les han provocado fallas en los pozos de comunidades como La Tomatina, de Cieneguitas y de Tapias Viejas.

Afirmó que en la cabecera municipal cuentan con 3 pozos principales que surten al 70% de la población y a finales del año pasado, tuvieron una falla en el pozo que abastece el área de Rancho Seco por un corte en la energía eléctrica, por lo que CAPAS tuvo que adquirir un nuevo equipo con un costo de 350 mil pesos.

Indicó que en el caso de La Tomatina tan sólo el mes pasado hicieron 4 veces maniobras, derivado de las fallas de la CFE con el ramal de energía que tiene en dicha comunidad, las cuales también afectaron a los ciudadanos quienes tuvieron daños en sus equipos electrodomésticos.

Estableció que en lo que va de la actual administración municipal, el Organismo Operador de Agua Potable del Municipio de Jesús María ha invertido poco más de un millón de pesos en el tema de mantenimiento a consecuencia de los cortes de energía ocasionados por la Comisión Federal de Electricidad, por lo que ya se hizo un exhorto a la paraestatal y aunque ya les han respondido, lamentablemente, las fallas siguen. “Ya hablamos con ellos, el problema no es que se nos apague el pozo nada más, sino que cuando se apaga de pronto, nos ocasiona un daño en el equipo. Le pedimos a la CFE que sean empáticos con nosotros, porque esto a veces depende de las maniobras que van a tener ellos, que nos estén avisando, es cuestión de comunicación sobre todo”.

Por lo anterior, dijo que en CAPAS están por iniciar con un paquete de adquisición para un Estudio Electrónico de todos los pozos del municipio, a fin de revisar cómo se encuentran todas las instalaciones eléctricas y determinar si están al día en temas de equipamiento para evitar que tales cortes les dañen los equipos.