Ambientalistas anuncian que promoverán amparos y solicitarán la actuación del Sistema Estatal Anticorrupción ante la falta de respuesta de las autoridades municipales y federales en el tema de la contaminación del Relleno Sanitario de San Nicolás.

En conferencia de prensa, Adolfo Muñoz Torres, presidente de la Fundación Aguascalientes para la Cultura, la Academia y el Deporte, anunció que en próximos días presentarán los amparos correspondientes ante la falta de respuesta del Municipio de Aguascalientes, de la Conagua y la Profepa, además de exigir la reparación de los daños ambientales que existan, por lo que acudirán ante la Secretaría de la Función Pública y solicitarán también la intervención del Sistema Estatal Anticorrupción. “Presentaremos las denuncias, actuamos bajo un objetivo fundado en la defensa del medio ambiente. Es un tema no sólo de los ambientalistas, sino de todos los ciudadanos. El día que colapse el Relleno Sanitario todos los de este estado lo vamos a padecer”.

En ese sentido, manifestó su preocupación después de haber comprobado la profunda corrupción y el pésimo manejo en el Relleno Sanitario por parte de la actual administración municipal, lo que ha provocado que esté convertido en un tiradero a cielo abierto y sin ningún control.

Por su parte, Gina Mireya Ventura, presidenta de Instituto Mexicano de Estudios Pedagógicos y de Postgrado, lamentó que las autoridades estén ocultando información alusiva al Relleno Sanitario, argumentando que es confidencial, a pesar de que ésta es de carácter público debido a que el Relleno Sanitario es un servicio municipal. “Se solicitó información a la Secretaría de Servicios Públicos y la solicitud de hacer una visita al Relleno y jamás dieron respuesta, aún cuando la propia Secretaría nos lo propuso”.

Israel Roque, representante del Centro Ecológico Los Cuartos, comentó que tras la inauguración en días pasados por parte de la alcaldesa Tere Jiménez de la etapa 6A, evento al que incluso las organizaciones ambientalistas no fueron invitadas, ésta se realiza sobre las etapas 4 y 5, en las que se depositaron toneladas de residuos sin impactar y sin cubrir, acción que en sí misma, es incorrecta debido a que no es una solución real, sino una simulación para un problema que no se resuelve con esto y que traerá problemas en el futuro.