En espera de una cita con el secretario general de Gobierno, la Agrupación de Taxistas Revolucionarios quiere solicitar la regularización de trámites, porque en el 2019 el costo del curso para acceder al gafete de choferes era de 25 pesos y ahora subió a 250 pesos.

Aparte se necesita el apoyo de la SEGGOB porque el gremio taxista es acechado por la Dirección de Transporte Público, por la Coordinación de Movilidad y ahora se sumó la Guardia Sanitaria, donde cada quien ejecuta sus actividades y se traduce en sanciones económicas a este sector, impidiéndoles trabajar en tiempos que todavía no hay pasaje suficiente.

Refugio Eudave Ortiz, presidente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios, agradeció la colaboración que el Gobierno concedió hasta el mes de junio para no cobrar por varios conceptos al gremio, en apoyo a los tiempos de contingencia, pero ahorita ya se cobran sanciones de 800 pesos si a un chofer se le vence su licencia y al momento de tramitarla le aplican la multa.

En junio pasado no aplicaron el cobro de la verificación vehicular y también se apoyó con el no cobro del gafete por unas semanas, pero esto ha vuelto a ser cobrado.

Refugio Eudave Ortiz mencionó que ahora la Dirección de Transporte ha comenzado a llamar la atención a los taxistas si levantan pasaje en las zonas de paradas de camión colectivo urbano; “este sector necesita detenerse donde esté la gente solicitando el servicio”.

Finalmente, dijo que con anterioridad los cursos para acceder al gafete de chofer eran impartidos por el CECATI en un horario de 8 de la mañana a la una de la tarde, con un costo de 25 pesos, y ahora el curso apenas va de 90 minutos a dos horas en la Dirección de Transporte, ahí se cobra a 250 pesos.