Saúl Alejandro Flores

Estimados lectores la semana pasada abordé una reflexión sobre una investigación realizada en un pueblo de Holanda, les compartí el enlace en donde podrían consultar el hecho sobre posibles hallazgos del ARN del Covid 19, en una planta de tratamiento de aguas residuales, ahora les compartiré otro enlace que podrán visualizar y consultar al final de esta columna con la postura que deja claro la lejana posibilidad de que pudieran ser fuente de contagio.

Es importante dejar en claro que de ninguna manera se debe recurrir a vaciar excesos de cloro desde los hogares cuyo exceso daña la infraestructura de alcantarillado y por supuesto obstruye y daña algunos de los componentes que forman parte del proceso y de las mismas plantas de tratamiento de aguas residuales, no sin dejar de advertir que el cloro en exceso y mal combinado con otros componentes de limpieza genera inestabilidad además que de origen es gaseoso y tóxico.

Podrán recordar que la semana pasada también les comenté la importancia de cuidar al personal que labora en la limpieza de las alcantarillas, porque aún sin la pandemia en algunos municipios no se les proporciona uniforme o accesorios para su seguridad, incluyendo a los que suministran el cloro con la finalidad de garantizar que el agua sea apta para uso y consumo humano. Otro aspecto que no debemos dejar a un lado como lo advertí la semana pasada es el manejo de residuos sólidos y basura, ahora que nos encontremos en las fases más complicadas de la pandemia.

Se ha reiterado la importancia del agua potable que combinado con el jabón es una de las formas para evitar el contagio, así como la sana distancia, cuarentena y  otras medidas básicas, pero ahora nos encontramos que es indispensable garantizar el abasto de agua de manera continua, regular y suficiente cumpliendo con los lineamientos y parámetros que se desprenden del derecho humano al agua, sin perder de vista que también es un derecho humano la propia salud, todo ello se conjunta y se vuelve un reto mayor.

Garantizar el abasto en muchos de las ciudades de América Latina en verdad es un reto y  no se diga en los continentes africano y en algunos países asiáticos, en México es un reto colosal y problema, porque ya  sobra decir que las omisiones de las autoridades federal, estatales y municipales por muchos pero muchos años no realizaron la ponderación adecuada en la calidad de los servicios de agua, ahora nos encontramos con tandeos, deficiente infraestructura, mala o ausente planeación urbana, dispendio y ausencia de una política hídrica enfocada en el llamado subsector agua potable. Aquí tenemos el reto y algo que no sólo queda en el abasto por medio de la red. A lo que me refiero es que ante la problemática que el abasto no es regular en varias colonias, aunado a esos problemas y a otro que ya es dolor de cabeza para los organismos operadores como el vandalismo, en donde es importante en este apartado considerar la implementación de un sistema de alarmas efectivo y fuera del alcance de quienes se han especializado en dicha actividad ilícita y que no les importa en estos momentos afectar a los usuarios de agua.

La capacidad de los organismos operadores es limitada, lamentablemente se tiene que abastecer de agua mediante pipas, lo cual también debe contar o respaldarse con manuales o mecanismos que permitan atender una contingencia, ahora en una fase mayor que a las acostumbradas en época de calor donde aumenta la demanda de agua, ahora es mayor el incremento por la necesidad de prevención del contagio y porque la gente está en sus hogares. Por ello es importante definir las estrategias para que no falte agua a la gente, pero también está el proteger a los trabajadores de los organismos operadores, a los conductores de pipas y quienes llenan las cisternas, aljibes o tinacos. Porque a diferencia de otros países en que los procesos de agua potable, alcantarillado y saneamiento se realizan con apoyo de tecnología para monitorear y operar, el abasto de agua potable principalmente no está en riesgo, pero en México y Aguascalientes no nos encontramos en esos niveles, y supongamos que la red funciona, pero en realidad tendrá tandeos y se demanda del apoyo de personas mediante pipas, entonces, protejamos a nuestros trabajadores, para que no nos quedemos sin agua. Recuerden amables lectores la importancia de implementar acciones que permitan que en México y Aguascalientes el agua nos alcance.

Comentarios: saalflo@yahoo.com

https://www.aquatechtrade.com/news/article/coronavirus-and-water-wastewater-global-advice/?utm_term=&utm_content=AQD2020_NB_06_A_EN&utm_medium=email&utm_campaign=Nieuwsbrieven_2020&utm_source=RE_emailmarketing&tid=TIDP1709551XC4C4E799C8E04915865D22483AE4ECCAYI2&noactioncode=1