CDMX.- El coronavirus sigue afectando a la industria del entretenimiento. Ahora, la boda de Katy Perry fue pospuesta, mientras un concierto de Tool está en la polémica.
Un día después de haberse convertido en tendencia en redes sociales al anunciar su embarazo, la cantante estadounidense Katy Perry dijo que decidió suspender su boda, misma que se llevaría a cabo en Japón.
La ceremonia que la uniría con el actor Orlando Bloom estaba programada para recibir a 150 personas, sin embargo, los novios optaron por cancelarla debido a la epidemia del coronavirus que se vive actualmente.
En tanto, en Nueva Zelanda, un hombre infectado con coronavirus asistió al concierto de TOOL en Auckland el 28 de febrero, donde acudieron 12 mil personas.
Había regresado con su pareja del norte de Italia pocos días antes y, al hacerse las pruebas, dio positivo tres días después del recital.
Autoridades de salud neozelandesas tomaron medidas para estar al pendiente de los otros asistentes al espectáculo. (Cortesía Europa Press/Agencia Reforma)