Varios obstáculos tuvieron que pasar para que llegara a su final la edición 2019-2020 de la Champions League, la final en Lisboa significó la culminación de una temporada atípica que vivió momentos complicados por la pandemia, pero que tuvo su momento de consagración con la definición del torneo más importante a nivel de clubes del mundo. PSG y Bayern chocaron en final sin público que tuvo momentos emocionantes con dos tiempos totalmente diferentes.
Aunque la posesión de la pelota era del Bayern en los primeros instantes las llegadas claras fueron del París Saint-Germain que se cansó de fallar oportunidades al contragolpe. La primera fue para Mbappé que desde la izquierda ingresó intentando pegar al arco ante la buena marca de Goretzka, al 15′ se repitió la jugada con una gran habilitación de Leandro Paredes para Mbappé que volvió a estrellar su disparo en un defensa, esta vez en Joshua Kimmich. La más clara fue al 18′ cuando Mbappé habilitó a Neymar que sin marca definió cruzado con potencia ante la salida de Neuer, el arquero alemán alcanzó a tapar el esférico que terminó en los pies de Neymar nuevamente, el brasileño intentó recentrar para Di María, pero Neuer se agigantó evitando más daño en su arco.
La presión de los parisinos continuó, ahora una combinación entre Ander Herrera y Di María dejó a este último de cara al arco, el disparo del argentino terminó por encima al quedarle a su pierna derecha, que no es la más hábil. La primera del Bayern llegó con una media vuelta de Lewandowski que pegó en el palo quedándose a nada de marcar en la final, después a la media hora de juego Müller mandó centro que el polaco cabeceó casi en el área chica y Keylor Navas resolvió con gran reacción. Los últimos minutos del primer tiempo fueron de pura adrenalina, al 45′ un error en la salida del conjunto bávaro le dejó la pelota al PSG, Herrera habilitó a Mbappé que quedó solo a la altura del punto penal, el francés definió al centro sin fuerza en un oso terrible. La respuesta fue de Gnabry que desbordó por la izquierda metiendo tiro centro fortísimo que Keylor controló con reflejos felinos terminando con la primera parte.
Para la segunda parte las cosas cambiaron, el miedo de perder se convirtió en el protagonista del partido con pocas llegadas y mucho músculo en mediocampo. Ni Neymar ni Mbappé lograron hacerse de la pelota mientras que el Bayern poco a poco fue tomando las riendas del partido, su dominio territorial tuvo premio al 59′ cuando Kimmich metió centro desde la derecha a segundo palo para la llegada de Kingsley Coman, el francés cabeceó fuerte, picado y cruzado marcando el primer gol de la final adelantando al conjunto alemán con merecimientos.
Solo cinco minutos después en una jugada parecida al gol Coman casi hace su doblete si no es por Thiago Silva que salvó el remate en la línea. Conforme fue avanzando el reloj los parisinos arriesgaron más y al 70′ tuvieron otra gran oportunidad con un pase de videojuego de Di María desde la derecha para Marquinhos que quedó mano a mano con Neuer, el remate fue salvado por la pierna del arquero alemán que nuevamente apareció en el momento justo. Los cambios aparecieron para el cuadro francés ingresando a Draxler, Verrati y Choupo-Moting, aunque los hombres que salieron como Paredes y Di María eran los más claros con la pelota, poco a poco se fue diluyendo su ofensiva hasta quedar prácticamente sin oportunidades.
La última fue al 92′ en un contragolpe comandado por Mbappé que habilitó a Neymar en el área, el brasileño logró centrar la pelota cayéndose ante la salida de Neuer, Choupo-Moting no alcanzó a hacer contacto con la pelota que esperaba ser empujada a la portería perdiéndose la gran oportunidad de empatar. Se cumplieron los 95 minutos que dio el árbitro y llegó a su final el partido, decretando al Bayern Munich campeón de Europa por sexta ocasión en la historia logrando su segundo triplete en su historia y coronando un torneo en donde ganaron todos sus partidos.

LOS MOMENTOS
Mbappé se pierde las primeras oportunidades de gol
Boateng sale lesionado en los primeros minutos, Sule entra en su lugar
PSG sigue perdonando con grandes intervenciones de Neuer
Keylor salva la primera grande del Bayern
Sale Di María en un error táctico de Tuchel
Se pierde la última oportunidad del PSG