En una carta pastoral, el Obispo de Aguascalientes, Juan Espinoza Jiménez, ha convocado a todos los fieles, sacerdotes, religiosos y religiosas a unirse en oraciones para pedir el don de la lluvia, debido a la preocupante sequía que afecta la región.
A través de la circular N° 57, 9/2024, monseñor Espinoza expresó la preocupación común por las altas temperaturas y la falta de lluvias, destacando los efectos adversos que la sequía prolongada ha causado en el territorio diocesano, ya de por sí en una zona semidesértica.
En el marco de la celebración de la fiesta de San Isidro Labrador, patrono de los campesinos, el Prelado instó a la comunidad a iniciar un periodo constante de oración con la intención de pedir lluvias. Exhorta a los sacerdotes a organizar momentos comunitarios de oración y utilizar el subsidio pastoral elaborado por la Comisión de Pastoral Litúrgica.
La carta sugiere incluir esta intención en diversas prácticas religiosas, tales como la oración de los fieles en cada Eucaristía, las preces de Laudes y Vísperas, la exposición y adoración del Santísimo Sacramento y el rezo del Santo Rosario. Además, se anima a realizar rogativas con procesiones al campo y celebrar la Santa Misa en dichos lugares.
El Pastor de la Diócesis hizo un llamado a interpretar estos tiempos de sequía a la luz de la fe, subrayando la necesidad de un compromiso ecológico. En su mensaje, destacó la importancia de adoptar medidas prácticas para el uso y cuidado adecuado del agua, como aprovechar el agua de la lavadora, usar cubetas en lugar de agua en chorro, arreglar fugas de agua, cuidar árboles cercanos y plantar vegetación.
«El compromiso ecológico, aunque parezca pequeño, es capaz de generar grandes resultados», afirmó el Obispo, invitando a la comunidad a unirse en esta urgente necesidad y encomendándola a Dios.