Mauricio Rosales
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- Una startup regia aprovecha el creciente mercado de electromovilidad, al reciclar vehículos de combustión interna convirtiéndolos 100 por ciento en eléctricos.
José Eduardo Villagómez, cofundador y director de Electric Vehicles & Hybrids (EVH), refiere que la firma nace para apoyar en distintas formas a las metas de desarrollo sustentable.
«Vengo de una familia de talleres mecánicos, y por la contingencia ambiental decidí emprender este negocio con el enfoque de mejorar la calidad del aire en Monterrey y todo México», explica.
«A parte de modificar coches particulares, agarramos aquellos que ya no funcionan, les llamamos carros reciclados y los volvemos eléctricos, esto genera una menor huella ambiental que un carro eléctrico nuevo».
Villagómez describe que ofrecen varios tipos de modificaciones, dependiendo de las necesidades del cliente.
«Armamos paquetes de baterías que otorgan desde 120 kilómetros hasta los de 500 kilómetros de autonomía, ofrecemos el vehículo eléctrico más barato del mercado, con precios desde los 250 mil pesos en adelante, la inversión se recupera en un año y medio aproximadamente con el ahorro de gasolina», menciona.
El director agrega que han superado por mucho sus metas de producción de convertir un coche al mes.
«Sólo tardamos dos semanas en entregar un coche, actualmente estamos modificando 15 autos al mes y para la modificación utilizamos un porcentaje alto de piezas mexicanas y en menor medida piezas australianas, americanas y asiáticas», describe.
Sus autos que ya recorren las calles de Monterrey y son demandados por todo tipo de consumidor.
«Además de vehículos particulares, hemos hecho carros eléctricos para dependencias de varios municipios de Nuevo León, para algunas empresas grandes y ahora tenemos la meta de colocar 100 taxis eléctricos aquí en el Estado», indica.
También han restaurado coches clásicos.
«Hay muchas personas que les encantan los vehículos clásicos y siempre les fallan, entonces les metes un sistema eléctrico y haces tu clásico mucho más especial, por ejemplo, le hicimos un vocho eléctrico a Marcelo Ebrard», comenta.
Villagómez hace hincapié en que su meta principal es crear conciencia ambiental.
«Queremos cambiar la conciencia de las personas, reducir nuestra huella de carbono y lograr que entiendan que en cuestión de rendimiento un vehículo eléctrico si da lo mismo que uno de gasolina» enfatiza.