El director del Centro de Investigación y Desarrollo Empresarial, Alberto Aldape Barrios, señaló que el crédito automotriz no bancario se convierte actualmente en una alternativa de financiamiento al ofrecer tasas de interés del 9 al 12% anual, derivado de la caída del mercado y que propició que las financieras de las armadoras diseñen planes agresivos hasta 60 meses de pago.
En los próximos seis u ocho meses, las tasas de interés se mantendrán en porcentajes muy accesibles y es tiempo de reestructurar pasivos, ya que el Banco de México en la sesión de septiembre u octubre bajará nuevamente la tasa de referencia para quedar en un 4%, a fin de que se mantenga competitivo el ahorro y la inversión extranjera en este país.
Esa tasa de referencia se mantendrá vigente en el ejercicio 2021 y dependiendo de la reactivación económica volverán a subir las tasas de interés.
En el caso de las personas que traen pasivos, deben revisar las condiciones de las deudas, seguramente tienen tasas más altas a las existentes en el mercado, es tiempo de buscar una reestructuración de los pasivos para disminuir la carga financiera y de esta manera obtener liquidez.
“Es momento de buscar una reestructuración para mejorar las condiciones de tasa de interés y plazo de pago y tener mayor liquidez disponible para hacer frente a los próximos 4 meses del año, que es el tiempo donde más se necesitarán recursos por la cantidad de compromisos laborales que se tienen en ese periodo”.
Alberto Aldape Barrios precisó que el crédito hipotecario ofrece actualmente la tasa de interés más baja en el sector bancario tradicional con un 8% anual con plazos de pago de hasta 20 años y es el momento para allegarse de un patrimonio por parte de esas personas que cuentan con capacidad de pago.
“Se sabe perfectamente que la banca considera el crédito hipotecario como de menor riesgo porque se cuenta con la infraestructura física que lo avala, además el valor de la propiedad va aumentando con el transcurso de los años, lo que no sucede con el crédito productivo pues se encuentra sujeto a las condiciones del mercado y ahí persiste la incertidumbre”.
Por último, comentó que el crédito productivo en algunos bancos ofrece tasas de interés por debajo del 12% anual.