El subsecretario de Gobierno, Luis Enrique García López, informó que el posible convenio que se trabaja con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) no incluye la entrega de la administración de los hospitales ni de los centros de salud públicos del estado de Aguascalientes.

Agregó que el Gobierno del Estado a través del Instituto de Servicios de Salud de Aguascalientes será el responsable de la administración de sus hospitales y esto forma parte del compromiso contraído por la gobernadora Tere Jiménez para avanzar en esa política pública de avanzar en una atención de calidad para todos.

Sin embargo, García López dijo que se debe ser claro porque el pago de las nóminas del personal de salud y de los diferentes bienes que se ejercen por parte de los centros hospitalarios son federalizados y por ende éstos corresponden desde hace tiempo al Insabi.

El funcionario dijo que aunque Aguascalientes no se encuentra inscrito formalmente al Instituto de Salud para el Bienestar, sí se depende en muchas cosas de esta dependencia federal, como sería la asignación de plazas y en el pago de las mismas.

Agregó que los hospitales de primer, segundo y tercer nivel de atención y toda la infraestructura de salud pública se mantendrá en el Estado. Al mismo tiempo, comentó que el convenio con el Insabi permitiría que el Hospital Miguel Hidalgo sea elevado al rango de tercer nivel en materia presupuestal, ya que en la actualidad recibe recursos como uno de segundo nivel.

Enrique García López señaló que la Secretaría General de Gobierno analiza la parte jurídica que implica avanzar en un convenio con el Instituto de Salud para el Bienestar. Explicó que es necesario gestionar los recursos que corresponden al nivel de especialización de cada infraestructura hospitalaria.

El Hospital Miguel Hidalgo canaliza cada año alrededor de 80 millones de pesos para la atención médica especializada a pacientes procedentes de otras entidades.