Con una pistola y varios envoltorios de metanfetamina, fue sorprendido y detenido por policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales, un presunto distribuidor de drogas que operaba en el poblado de Cañada Grande.
Se trata de un individuo identificado como Ricardo Gabriel, de 31 años, quien ya fue trasladado a la Fiscalía General del Estado, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Unidad de Combate al Narcomenudeo.
Su captura se registró aproximadamente a las 00:35 horas del lunes, cuando policías estatales del Grupo de Operaciones Especiales (GOPES) se encontraban realizando labores de vigilancia en el poblado de Cañada Grande.
Al desplazarse por la calle Zenaido Toledo, en el fraccionamiento La Cañada, detectaron una motocicleta Suzuki, color negro, que se desplazaba a exceso de velocidad y cuyo conductor no portaba el casco de seguridad. Una vez que los oficiales le dieron alcance le ordenaron que detuviera la marcha, pero éste hizo caso omiso y trató de darse a la fuga.
Por tal motivo los policías estatales fueron en su persecución hasta que lograron interceptarlo. Al someterlo a una revisión le encontraron entre sus ropas una pistola calibre 22, 10 cartuchos útiles del mismo calibre y cinco envoltorios con metanfetamina. Cabe destacar que Ricardo Gabriel ya había sido detenido en varias ocasiones anteriores, en posesión de armas de fuego y de piezas de vehículo robadas.