Derivado de la reforma legal que elimina la subcontratación de personal y que propicia que los trabajadores pasen a formar parte de las empresas, el abogado fiscalista José Antonio Guerra Caparrós señaló que en la Ley Federal del Trabajo quedó un tope máximo para el cálculo de la PTU, dentro del artículo 127 en una fracción séptima, sin embargo ha generado controversia si se aplica desde este mes de mayo.
Detalló que la legislación laboral estableció nuevas condiciones donde el monto de las participaciones de las utilidades tendrá como límite máximo tres meses del salario del trabajador o el promedio de la participación que recibió ese trabajador en los últimos tres años, pero se aplicará el monto que resulte más favorable.
Todo este cambio de la PTU incidirá más a las empresas que antes no tenían personal, pero en el caso de quienes sí lo tenían y ya lo calculaban incluso les podría estar beneficiando.
Comentó que la comisión nacional de la PTU tiene establecido que este derecho corresponde al 10% de las utilidades de las empresas y de ese porcentaje, el 50% se calcula por cada uno de los trabajadores con base en los días efectivos laborados y el otro 50% se reparte con base en el salario que percibe cada uno de ellos.
Cuando se tiene esta información se tendrá la PTU que le corresponde a cada trabajador que debe repartirse, pero si se aplica la norma que entra en vigor y que establece el monto máximo, entonces se le darán los 3 meses o el promedio de la PTU de los tres últimos años, según la que resulte más favorable.
Sin embargo la controversia ha estado en que si se aplica correspondiente a la declaración anual del ejercicio 2020 o hasta la pertinente del año 2021 que habrá de presentarse hasta el mes de marzo del 2022 por parte de las personas morales. Y los artículos transitorios en la reforma laboral no establecen ese apartado.
El abogado fiscalista José Antonio Guerra Caparrós comentó que la participación de los trabajadores en las utilidades (PTU) es un derecho reconocido en la constitución política de México, sin embargo sólo México, Chile y Francia la entregan a sus trabajadores.