Azucena Vásquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Controlar el precio de gas LP con la entrada en operaciones de Gas Bienestar reducirá la inflación en México en el corto plazo, pero a la larga puede crear distorsiones en la lectura de la inflación y hasta escasez del producto, consideró Jonathan Heath, subgobernador del Banco de México (Banxico).
“En el muy corto plazo quizás sí estamos registrando esta baja en la inflación, pudiera ser algo ilusorio y no creo que pudiera ser algo permanente”, comentó durante la presentación del Informe Trimestral abril-junio de este año del Banco Central.
Añadió que la historia evidencia que no es sostenible a largo plazo.
“Realmente hay una larga experiencia internacional y a través de los tiempos los controles de precios, que a final de cuentas no terminan funcionando, crean toda una cantidad extra de distorsiones, entre quizás las más conocidas, puede crear escasez”, sostuvo.
Alejandro Díaz de León, Gobernador de Banxico, coincidió en que la entrada al mercado de Gas Bienestar puede tener una incidencia en la inflación en la fase inicial de su operación.
Sobre el uso de los recursos que otorgó el FMI por concepto de Derechos Especiales de Giro (DEG), dijo que mantiene un diálogo constructivo con Hacienda para tratar el tema.
Banxico también elevó de 6.0 a 6.2 por ciento la previsión de crecimiento del PIB para 2021, misma proyección que dio la Comisión Económica de América Latina y el Caribe. Además dejó sin cambios su proyección para la inflación en 5.7 por ciento al cierre del año.