Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Una fuga de hidrocarburo causada por una toma clandestina, se registró la madrugada de ayer en la comunidad de San Primitivo, en el municipio de Tlahuelilpan, Hidalgo, sin que hubiera víctimas.
La fuga, que levantó una columna de humo visible a varios kilómetros de distancia, se presentó a unos metros del lugar del incidente ocurrido el 18 de enero de 2019, en el que murieron más de 130 personas tratando de recolectar combustible en una fuga de gasolina.
De acuerdo con un reporte de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), la fuga de hidrocarburo -gasolina Premium- fue reportada a las 00:00 horas de ayer, por lo que se estableció un comando interinstitucional para atender y dar seguimiento a la emergencia.
Las autoridades determinaron la evacuación preventiva de 10 personas, las cuales fueron trasladadas al auditorio municipal, y la carretera Tlahuelilpan-Tlaxcoapan fue cerrada a la circulación.
Para atender la emergencia, mitigar el riesgo y evitar otra tragedia en la zona, acudieron al elementos de Protección Civil y de las policías Estatal y Municipal, así como personal de Petróleos Mexicanos (Pemex).
“Se reconoce a la población, misma que atendió las medidas de seguridad necesarias evitando el área y permitiendo la evacuación para ponerse a salvo”, destacó la CNPC.
La toma clandestina fue controlada alrededor de las 2:15 horas y durante el día personal especializado de Pemex trabajó en el sellado del ducto. La carretera fue reabierta horas después del incidente.
La CNPC informó que a raíz de la tragedia del año pasado, se emprendieron distintas acciones en Tlahuelilpan para mitigar riesgos asociados al huachicoleo, como profesionalizar a los responsables de Protección Civil.