José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON DC, EU.- Entre el 30 y 35 por ciento del territorio mexicano es un espacio sin gobierno y aprovechado por organizaciones criminales para fomentar tráfico de narcóticos y de personas, aseguró el jefe del Comando Norte de Estados Unidos, Glen D. VanHerck.
Durante una rueda de prensa con periodistas estadounidenses que cubren el Pentágono, VanHerck aseguró que el incremento en la llegada de migrantes a la frontera entre México y EU es sólo un síntoma del problema más amplio de grupos criminales operando en México.
“Narcóticos, migración, tráfico humano, todos son síntomas de organizaciones criminales transnacionales que a menudo operan en áreas no gobernadas, entre un 30 a 35 por ciento, de México. Eso está creando algunas de las cosas con las que lidiamos en la frontera”, dijo VanHerck.
“Son síntomas de un problema más grande”, añadió VanHerck a pregunta de los periodistas.
Previamente, durante una comparecencia en el Comité de Servicios Armados del Senado de EU, VanHerck calificó como fantástica la cooperación con las Fuerzas Armadas mexicanas, pero subrayó los riesgos de inestabilidad creada por el Cártel de Sinaloa y el Cártel Jalisco Nueva Generación.
“Tenemos un imperativo de seguridad nacional, dada la inestabilidad que éstas crean, las tragedias que provocan y las oportunidades que crean para que actores malignos como China y Rusia puedan tener acceso e influencia directamente en nuestra frontera sur”, apuntó.
VanHerck es el encargado de las relaciones de cooperación cotidianas con la Secretaría de la Defensa Nacional y la Secretaría de Marina mexicanas.