Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que todos los “contratos jugosos” vinculados con el uso de recursos públicos siempre han pasado por las manos de Presidentes y Gobernadores.

El Mandatario federal consideró hipócrita hacer creer que las corruptelas cometidas en el pasado fueron ignoradas por sus antecesores.

“¿Qué decían antes? Que eran los funcionarios, que el Presidente no se enteraba: ‘el presidente es buena persona, pero los que lo rodean son corruptos y el Presidente no se da cuenta'”, expresó.

“Esto mismo se replicaba en los gobiernos estatales: ‘el Gobernador es una buena persona, pero su secretario de obra pública es el que da los contratos a empresas preferidas’. Mentira, no hay ningún contrato jugoso, ninguna decisión trascendente que no pase por el visto bueno del Presidente o del gobernador o del presidente municipal. Era una hipocresía”.

En conferencia, López Obrador sostuvo que cuando un titular del Ejecutivo es incapaz de darse cuenta de las transas que se cometen en su Administración, es simplemente porque no gobierna.

“Y si el Presidente no se entera, no está atento, no está haciendo su trabajo, o manda, pero no gobierna. El Presidente tiene que estar y el Gobernador y el presidente municipal muy pendientes de todo”, manifestó.

López Obrador se refirió al tema al ser cuestionado sobre las resistencias que ha enfrentado en el Congreso la aprobación de la reforma para eliminar el fuero del Presidente.

“Es muy importante que en un sistema político presidencialista el titular del Ejecutivo no tenga fuero, porque los problemas de corrupción, de abusos de poder en un sistema presidencialista se originan porque se toleran desde arriba”, aseveró.

“O hay asociación delictuosa o hay tolerancia desde lo más alto del poder. Entonces, quitarle el fuero al presidente ayuda mucho a terminar con la corrupción”.

El Mandatario sostuvo que es importante eliminar el mito de que la corrupción reside en los funcionarios de cargos menores.

“Esto es muy importante, también ya desmitificar, porque todo esto lo fueron elaborando, fue introduciéndose en el imaginario colectivo de que ‘¿cómo el presidente?, ¿cómo el gobernador?, son los de abajo’. No, hay una responsabilidad arriba”, agregó.

La Fiscalía General de la República (FGR) cuenta con declaraciones de ex funcionarios, como Emilio Lozoya, en las que se señala como responsable de actos de corrupción al ex Presidente Enrique Peña Nieto.

El pasado 12 de noviembre, REFORMA reveló que, como cabeza de un aparato de poder criminal, el ex Presidente jugó un papel central en la comisión de delitos de traición a la patria y cohecho en el caso Odebrecht.

Así lo detalla la solicitud de orden de aprehensión contra el ex Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, formulada por la FGR ante un juez y que fue devuelta sin que el juzgador se pronunciara sobre su procedencia.

En el documento se estableció que Peña Nieto fue autor mediato de los delitos esos delitos y que, para cometerlos, utilizó como instrumento a Videgaray y a Lozoya, ex director de Pemex.