Charlene Domínguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Gobierno federal contrató el seguro para atender daños ocasionados por fenómenos naturales (seguro para catástrofes) con una cobertura de 5 mil millones de pesos y una vigencia que va del 5 de julio de 2022 al 5 de julio de 2023.
El seguro tiene un deducible operativo por diagnóstico ajustado de daños de 275 millones de pesos y un deducible agregado anual por 750 millones de pesos.
«Este instrumento cubre los recursos presupuestales necesarios para la atención a los efectos ocasionados por los fenómenos naturales», se indicó en los Criterios Generales de Política Económica para la Iniciativa de la Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación correspondiente al Ejercicio Fiscal 2023.
Por su ubicación geográfica, México se encuentra altamente expuesto a desastres naturales de gran magnitud.
Ante ello se han desarrollado elementos y criterios técnicos que han permitido determinar el grado de vulnerabilidad de la infraestructura pública protegida por el programa presupuestario establecido en el artículo 37 de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria (LFPRH).
Dichas estimaciones sustentan técnicamente la estrategia financiera de transferencia de riesgos hacia los mercados internacionales especializados, la cual permite instrumentar alternativas para proteger la infraestructura pública federal o estatal.
Además combina el uso de recursos presupuestarios que potencia con esquemas de transferencia de riesgos, mediante la contratación del Seguro para Catástrofes y el Bono Catastrófico, señala el documento.
El Gobierno federal cuenta con la protección financiera de un Bono Catastrófico por 485 millones de dólares contra pérdidas derivadas de sismos y ciclones tropicales, con vigencia a marzo de 2024.