Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Canal Once del Instituto Politécnico Nacional contrató a nueve empresas para que apoyen al Gobierno en la producción de los programas de televisión de Aprende en Casa 2.

Luego de una licitación desahogada en 17 días, el 27 de agosto fueron asignados 14 contratos por un total de 51.5 millones de pesos, que Canal Once ejercerá entre septiembre y el cierre de noviembre.

Los contratos abarcan todos los servicios de producción, incluidos traslados, montaje de escenografías para imitar un salón de clases, trabajo en locación y provisión de personal y equipos de postproducción.

Sin embargo, Canal Once eliminó dos partidas para maquillaje, peinado y vestuario, por considerar que estos arreglos son innecesarios para los maestros que aparecen dando clases a los niños, ya que su apariencia debe ser “lo más cercano a la vida cotidiana”, y se debe resaltar “la igualdad entre hombres y mujeres”.

El monto más alto, cuatro partidas por 14.5 millones de pesos para proveer equipo y personal técnico, lo ganó Comtelsat, que desde hace años es proveedora de servicios de producción de canales como ESPN, Fox Sports, TDN y el propio Canal Once.

Creatividad y Espectáculos (CREA), filial de CIE y contratista habitual del Gobierno para organización de eventos, ganó dos partidas hasta por 12.4 millones de pesos, para traslado terrestre a locaciones y sistemas de postproducción, mientras que MVS Net, subsidiaria de Grupo MVS, cobrará 7.3 millones por proveer espacios de producción en locación.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) había contratado el 18 de junio a otras dos empresas, por 36 millones de pesos, para producir hasta el cierre de año cápsulas y programas de Aprende en Casa y otros materiales de su Dirección General de Televisión Educativa, pero eso fue antes de decidir que toda la educación básica iniciaría el ciclo escolar desde el 24 de agosto con clases por televisión, ante la pandemia por Covid-19.

Todas las concesionarias de televisión abierta aceptaron transmitir estos programas, pero la producción de los contenidos corre a cargo del Gobierno, y las empresas ganadoras de la licitación de Canal Once solo proveerán apoyo en la parte técnica.

“El proveedor deberá contar con el personal mínimo necesario para satisfacer hasta tres llamados de ocho horas diarios, por hasta seis días a la semana”, advirtió el IPN.

Ese personal sería de alrededor de 150 técnicos, entre jefes de piso y de estudio, camarógrafos, asistentes, operadores, iluminadores, ingenieros y postproductores, ya que se están solicitando turnos continuos de ocho horas cada uno.

Los servicios de café y alimentación en locación, por ejemplo, costarán hasta 6.5 millones de pesos durante los tres meses de vigencia de los contratos.