Todos hemos sido testigos del impacto económico que ha causado la pandemia en la cual estamos sumergidos. A pesar de esto, las maniobras que han tomado cada uno de los gobiernos del mundo, han ocasionado que se tengan mejores condiciones en determinados países. Indaguemos sobre los dos polos opuestos de la Eurozona.

La principal economía del Viejo Continente, pronostica una contracción del Producto Interno Bruto para el año en curso, de alrededor de 5.8 por ciento. Mucho ayudará el proceso de recuperación que recién comenzó, después de la larga parálisis que vivió el mundo entero por la propagación del virus COVID-19. Tan solo en el segundo trimestre, le economía teutona reculó en diez por ciento, en comparativa con el trimestre previo: esto significa su mayor retroceso desde la Segunda Guerra Mundial.

Con fines de contrarrestar la caída, el gobierno contempla un aumento significativo de su deuda para el año venidero. En caso de concretarse, sería la primera ocasión desde 2013, que se rompe la denominada regla Schwarse Null; la cual pone la deuda y el déficit a cero en el presupuesto federal.

Con esto, Alemania se convierte en el principal país europeo en contraatacar, con medidas fiscales y monetarias, la crisis sanitaria que transitamos. Préstamos ilimitados para evitar quiebras empresariales, recorte del impuesto al valor agregado y ayudas directas a las familias; son tan solo algunas de las medidas implementadas por el gobierno comandado por Ángela Merkel. Es ella misma, quien busca impulsar la implementación de un paquete de recuperación de 750 mil millones de euros, que implicaría que la Unión Europea emita deuda conjunta, por primera vez en la historia.

Se muestra cómo el gobierno destinó todas las posibilidades de hacerse llegar de recursos adicionales, para su uso estratégico en vías de mitigar su contracción económica.

Del otro lado de la moneda, se encuentra España. Según datos de Eurostat, la Madre Patria es la economía de la zona euro que más está sufriendo por la pandemia, basándose en la caída de su producción y su pujante aumento en el desempleo.

Para el segundo trimestre, la eurozona registró una caída sin precedentes de casi 12 por ciento, después de haber sufrido una contracción del 3.6% en el primer trimestre del año. Por lo que se posiciona como uno de los peores años en toda la historia del conglomerado europeo. A pesar de esto, España superó ampliamente la media y se contrajo en 18.5%, posicionándose como la peor economía de la zona, según datos de Eurostat.

Por el lado del mercado laboral, en el segundo trimestre de 2020, el empleo cayó en todos los Estados miembros en comparación con el trimestre anterior, excepto en Malta. Nuevamente, España lideró los mayores descensos con 7.5%, seguido de Irlanda (6.1%), Hungría (5.3%) y Estonia (5.1%).

De igual forma que en todo el continente, el turismo no logra repuntar, lo que hunde más al país liderado por Pedro Sánchez; que ya se encuentra negociando los presupuestos con Bruselas, para poder sobresalir a la caída.

La exacerbada dependencia del turismo, así como su poco margen de maniobra fiscal para enfrentar la crisis, son las principales causales de esta diferencia entre ambos países.

OVERTIME

El presidente López Obrador informó que su gobierno destinará 500 millones de pesos para comprar un millón de billetes del sorteo del valor comercial del avión presidencial TP-01 para ser distribuidos en los casi mil hospitales Covid. ¿No sería mejor destinarlos directamente a la emergencia sanitaria? Quien busque ocultar la realidad que se tiene a un presidente que solo busca dar pan y circo a su pueblo, se encuentra igual de segado e incompetente que el propio titular del Ejecutivo. Una verdadera pena.

 @GmrMunoz