Empresarios de la localidad califican como una necedad de la autoridad federal, el cerrar las puertas a la inversión para la generación de energías limpias en el país, y como “un madruguete”, el cometido por los senadores de MORENA y sus aliados, al apoyar la iniciativa preferente enviada por el Ejecutivo Nacional para modificar la reforma energética y dar facultades que no está en condiciones de brindar, a la Comisión Federal de Electricidad.

El presidente de la Coparmex en la entidad, Juan Manuel Ávila Hernández, subrayó que la aprobación de esa contrarreforma energética, “nos manda señales del retroceso que tendrá en el país, así lo hemos comentado en las últimas tres o cuatro semanas, no es tema reciente, pues lo mismo se tuvo en mayo, sólo que ahora ya se aprobó”.

Ya con esto, será claro que en lo inmediato habrá menos flujo de inversión en el tema de los parques de energías limpias, ya sea de tipo solar o eólica, que hasta hace todavía cuatro años estuvieron llegando a México, pintado para el país hacia la modernidad, la protección al medio ambiente e inclusive al ahorro en costo de la energía, tanto para la industria como para el uso doméstico.

DESCALABRO. Aguascalientes, sin duda, es uno de los estados más afectados por esta confrarreforma, pues aquí se habían concentrado el 33% de las empresas generadoras de energía solar, aprovechando la calidad de sol que aquí se tiene, y “pues son inversiones que se van a detener” para en lo inmediato, volver a buscar el amparo como ya lo hicieron el año pasado.

Con esto, esas empresas en lugar de invertir en el país y generar empleos, destinarán recursos y esfuerzo en dar seguimiento a los amparos y checar la estrategia legal a seguir, para lo que inclusive, recurrirán a los arbitrajes internacionales para defender sus inversiones, “esas inversiones, sin duda nos ayudarían a mejorar el clima en la calidad del aire que tenemos en el país y el mundo en general, pero se está deteniendo”.

A LA CORTE. Ávila Hernández comentó que la argumentación legal a la que se podría recurrir, sería similar a lo que se dio en mayo del año pasado y seguramente el resultado de la Suprema Corte, que se encargará de resolver los amparos será la misma, “podría terminar desechando, pues se tiene demostrado que se afecta inversiones y decisiones”.