Ante los estragos de salud, económicos y sociales que sigue dejando la pandemia por COVID-19, se debe insistir en la necesidad de actuar con conciencia social para avanzar hacia el puerto de la recuperación, pues a casi un año del arribo de la enfermedad a Aguascalientes, todo parece lento, expresó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), en la entidad, Humberto Martínez Guerra.
En Aguascalientes, todos los sectores, desde el gubernamental hasta la sociedad civil “tenemos obligación de seguir impulsando el respeto y apego a las medidas sanitarias para preservar la salud de la clientela, para de esta forma, combatir los pérdidas que hasta el momento se han tenido en el comercio local.
No hay motivo para que haya temor al costo político que pudiera tener el aplicar las medidas que pueden parecer impopulares, pero que exigen la participación social en conjunto, así como la disposición e imaginación del sector salud para extender, por ejemplo, la aplicación de las vacunas como una forma de ir avanzando en la lucha contra el coronavirus.
Consideró que la estrategia para la aplicación de las vacunas que ha establecido la Federación no ha sido del todo atinada, pero el punto a favor es que ya se aceptó el apoyo de los gobiernos estatales y de la iniciativa privada para lograr el objetivo, pero mientras se abre el marcado del biológico, las instalaciones de la Canaco podrían ser un punto de vacunación, una vez que lleguen las dosis al estado.
Por lo pronto, Martínez Guerra hizo un llamado para que las autoridades de los tres órdenes de Gobierno no bajen la guardia y antes bien, en un acto de conciencia social, mantengan el rigor en la aplicación de sanciones a quienes incurran en incumplimiento a las medidas de prevención del contagio por COVID.
Pero también, la ciudadanía debe tomar su parte y cooperar en el respeto de las disposiciones marcadas, con la confianza en el comercio formal que en todo momento ha cumplido con las acciones que el sector salud ha emitido, con lo cual, la economía de Aguascalientes sigue en marcha pese a esta situación mundial.