Nissan Mexicana anunció que la suspensión de sus trabajadores continuará por lo menos hasta el 30 de abril, en atención a la política de salud pública dictada por el Gobierno Federal, en el que las operaciones de sectores no esenciales debería mantenerse inactiva hasta la fecha ya citada.

Ante esta situación y en virtud que el acuerdo inicial ante la contingencia por Covid-19 sería suspender por dos semanas, esta nueva disposición se ha dado a conocer a los más de 7,000 trabajadores sindicalizados de Nissan en las plantas A1, A2 y Compas, por los que en esta misma semana se negociará con los directivos que se les siga pagando al menos el 50% de su salario como hasta ahora y se mantengan las prestaciones.

Así lo dio a conocer el secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Industria Automotriz, Rogelio Padilla de León, quien lamentó esta situación necesaria, por lo que una nueva negociación se tendrá que realizar en esta misma semana, pues además del salario del 50% y prestaciones, se verá la posibilidad de que haya un adelanto en el reparto de utilidades, “pero son temas que tendremos que definir”.