Siguen las complicaciones para la ganadería de carne, luego de que los precios no se han podido estabilizar, lamentó el presidente de la Unión Ganadera de la Región Hidrocálida (UGRH), José de Jesús Guzmán de Alba; refirió que el sector consideraba que luego de la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, todo se regularía, sin embargo, los mercados siguen volátiles; “en tan sólo una semana se incrementó 10 centavos de dólar la libra, a la semana siguiente bajó 15 centavos y luego volvió a subir otros dos”, denunció.
“Sigue la situación muy complicada para la ganadería de carne, los precios están muy inestables, pensábamos que con la llegada de Trump se iban a estabilizar los mercados, pero no”, apuntó el líder de la agrupación.
Dijo que la paridad cambiaria del peso mexicano les está afectando de gran manera al sector, pues el alimento de sus ganados mucho depende de este factor; “es muy complicado hacer un proyecto de trabajo porque el grano que compramos la semana pasada estuvo muy caro, aunque de momento bajó un poco, pero si no se compra luego a lo mejor el dólar vuelve a subir; sí está la situación económica muy complicada”, apuntó.
Además, otro factor que ha mermado la ganadería de carne es la situación de la gasolina, sobre todo porque este incremento no llegó solo, sino que también hubo aumentos en la energía eléctrica y en el gas, “han subido un 20%, lo que nos impacta terriblemente”.
Aguascalientes es uno de los principales productores de pollo de engorda del país, por lo que los incrementos en las tarifas de la energía eléctrica y el gas, han ido en perjuicio del sector.
También, algo que les ha jugado en contra, son las condiciones climáticas, asumió el presidente de la UGRH, pues indicó que “este año no hubo cabañuelas, tampoco hubo frío suficiente para matar las plagas en los potreros y cuando tengan que crecer los pastos se pueden presentar problemas”, concluyó.