Mal y de malas para el sector inmobiliario en Aguascalientes al registrar hasta un 30% menos operaciones en el sector de viviendas con relación al mismo periodo del año 2019, así lo estableció el presidente de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios en el Estado, René Arturo Treviño Cortés.
Detalló que, si bien poco a poco van recuperando terreno, la realidad es que el movimiento sigue bajo en cuestión de la compra-venta de viviendas ya que en la actualidad se ubican en un 25 a un 30% menos con respecto al mismo periodo del año pasado, además de que el 2019 también estuvo abajo en un 16% con respecto al año 2018.
Comentó que las viviendas que siguen teniendo movimiento son las de tipo medio con valor desde 500 mil hasta 1.5 millones de pesos y las que han resentido la caída son las de tipo bajo, lo cual es atribuido a que hay poca oferta y no tanto por el COVID, además de que la zona que tiene mayor dinamismo en cuanto a construcción y venta de casas se ubica en el poniente de la ciudad. “Aguascalientes ha sido una entidad que ha tenido tal dinamismo, que los precios y los costos de la tierra se fueron para arriba por la ley de oferta y demanda. Entonces construir una casa de 350 o 400 mil pesos en dónde, porque la tierra sale en eso. Esa es la causa, no es por la pandemia”.
Por otro lado, dijo que en la parte comercial la situación sigue castigada, toda vez que este es un periodo en el que las empresas siguen a la expectativa respecto a cuánto tiempo más van a poder aguantar la crisis económica por la pandemia, “y los que están rentando también inmuebles están viendo cuánto tiempo pueden seguir teniendo acuerdos con los propietarios de los locales comerciales, por lo que todo está en proceso”.
A pesar de lo anterior, dijo que el Infonavit, el Fovissste y la banca comercial han buscado poner sobre la mesa productos hipotecarios que faciliten su adquisición con tasas de interés más bajas, luego de que el Banco de México redujo la tasa de interés, la cual se ubica en 4.5% y las instituciones bancarias han anunciado créditos con una tasa de hasta 7.5%, lo cual viene a ayudar a las personas que tienen “estabilidad económica” para adquirir una vivienda, aunque desgraciadamente no es para la mayoría de las personas.