Al solicitar la destitución del encargado de la gerencia de la Conafor Aguascalientes, Víctor Villalobos Sánchez, el dirigente de la sección 01 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Medio Ambiente, José Lazarín Hernández, denunció la problemática laboral en contra de sus 16 trabajadores, a quienes no se les quiere respetar sus derechos y prestaciones, contenidas éstas en el convenio firmado en 1995.

Conscientes de que la temporada crítica para los trabajadores de la Comisión Nacional Forestal empieza el 1 de enero y concluye el 30 de junio, a causa de los incendios, dijo que Villalobos Sánchez ya no quiere respetar el convenio y, por ende, se niega a pagar el tiempo extra, la ayuda de alimentación para los combatientes y las guardias que deben mantenerse en las tres torres de observación.

Tampoco quiere pagar la prestación pactada en el convenio, que son 70 horas de disponibilidad de los trabajadores para acudir en cualquier momento si se presenta un incendio en el estado de Aguascalientes.

Por las gestiones realizadas por el Sindicato en la gerencia regional ubicada en la ciudad de Guadalajara, se logró que se pagaran todas estas prestaciones correspondientes a los meses de enero y febrero, pero ha llegado marzo y, nuevamente, se encuentra la gerencia estatal en una etapa de retraso en el cumplimiento de lo acordado.

Del primero de enero a la fecha, los trabajadores de la Conafor han atendido 10 incendios, han acudido a combatir el fuego, con más de 400 hectáreas siniestradas de pastizales y arbustos, así como de poco arbolado; en la sierra fría, afortunadamente, no se ha presentado ninguno hasta el momento.

Además, las tres torres de observación trabajan con guardias de tres brigadistas 3X2, pero ahora el encargado de la gerencia quiere meter cuadrillas de cinco personas 5X2, lo que sugiere que, con esta postura del funcionario, el fin de la mesura es que no haya capacidad para atender los incendios y, por ende, se queme el bosque de Aguascalientes.