Para contener la invasión de banquetas en avenidas y calles citadinas, así como una diversidad de problemas en la vía pública, el Ayuntamiento de Aguascalientes analiza la creación de la figura de supervisores únicos y que comenzaría a operar de manera piloto en el centro citadino, anunció el secretario de Desarrollo Urbano, Jaime Gallo Camacho.
En este momento, la mayor afectación que enfrenta la vía pública es la invasión de las calles locales, por encima de las avenidas principales, ya que las primeras tienen un ancho de banqueta menor a las segundas; se supone que el uso está destinado para los peatones y generalmente no se puede establecer ahí ningún comercio.
“En algunas ocasiones se puede colocar comercio de primera mano, de primer contacto, sin embargo, desafortunadamente con el comercio informal las banquetas se ocupan por puestos, muebles para poner garrafones y botes grandes con cosas que venden en las tiendas”.
Ante ello, la presidenta municipal Miriam Rodríguez Tiscareño solicitó a la Secretaría del Ayuntamiento, la Secretaría de Desarrollo Urbano, la Dirección de Mercados y al Área de Imagen Urbana de la Sedum, que se formule un programa de trabajo para explorar una prueba piloto para el centro de la ciudad que consiste en establecer verificadores únicos.
Esto, porque existe una alta demanda de supervisión en la calle por parte de todas las dependencias, provenientes de Mercados para usos comerciales, el área de Desarrollo Urbano para obras de diferentes dimensiones, así como de Imagen Urbana, giros de venta de alcohol, entre otros.
“El Gobierno capitalino desarrollará una prueba piloto para el centro, para tener verificadores únicos, y aunque se sabe que uno de los supervisores no tiene la experiencia y los conocimientos de las diversas áreas como obras o mercados, la intención es que a primera vista puedan hacer los reportes y las áreas especializadas atiendan las denuncias específicas”.
El objetivo es salvaguardar la seguridad del peatón, así como la integridad de los vecinos, pues una de las principales molestias ciudadanas es la invasión de las banquetas con usos comerciales y de manera especial los lotes que se dedican a la venta de automóviles.
De hecho, la presidenta municipal instruyó requerir a los propietarios de lotes de autos por invadir la vía pública, y especialmente a aquellos que hacen caso omiso de las amonestaciones aplicadas por la Dirección de Tránsito y Movilidad al estar ocupando espacios que corresponden a la libre circulación de vehículos por las avenidas.
“Frente a esta problemática se debe ser constante en la supervisión y en la aplicación de sanciones por la falta de respeto y de cultura, y reconocerse que ha habido permisibilidad que ahora debe terminar para poner orden y acabar con la impunidad”, puntualizó.